Tutorial: Artefactos daédricos en Skyrim – Hoja de Ébano

En esta guía os eseñaré todos los artefactos daédricos en The Elder Scrolls V: Skyrim. En el anterior post hablé sobre los artefactos de Clavicus Vile; esta vez le toca a la Hoja de Ébano.

Para empezar, debemos dirigirnos a la posada La yegua abanderada, en Carrera Blanca. Allí, le preguntaremos a la dueña del establecimiento sobre unos rumores, y nos dirá que el Jarl Balgruuf, el jarl de Carrera Blanca, está teniendo problemas con sus hijos.

A continuación, iremos a donde se encuentre el Jarl (normalmente estará en Cuenca del Dragón, en la misma ciudad; pero si hemos completado las misiones de la guerra civil de parte de los Capas de la Tormenta, estará en el Palacio de Soledad. Tendremos que hablar con él para que nos diga dónde se encuentra su hijo (en una habitación del sótano).

Cuando vayamos a donde está su hijo y lo interroguemos, nos hablará acerca de La Dama de los Susurros. Debemos acercarnos a la puerta que nos indica, y así hablaremos con la dama, también conocida como la Mephala, la princesa daedra del engaño. Nos dirá que para abrir la puerta necesitamos robarle la llave al Jarl o al hechicero de la Cuenca.

Si optáis por quitársela a Balgruuf, debéis hacerlo robando; sin embargo, existe la posibilidad de matar al hechicero y quitársela (por supuesto, también podéis robársela. El Jarl es inmortal, ya que sin él, parte de la historia pierde sentido, pero el mago no juega un papel importante en ella, por lo que podemos eliminarlo si le tenemos ganas).

Una vez la tengamos, volveremos a la puerta y tomaremos la hoja de ébano. Tiene un daño de 15 puntos, pesa 10 kg, tiene un valor de 2000 septims y “absorbe la esencia vital de tus enemigos”, por lo que actúa como un hechizo de absorber salud. Puede parecer una espada muy mala, ya que por si no fuera poco, no se puede mejorar en la herrería; sin embargo, podemos matar a aliados (tales como nuestro edecán, mercenarios o simples amigos que nos acompañen durante nuestras aventuras) para aumentar la potencia del hechizo. Aunque no parezca una espada destacable, es muy útil contra enemigos débiles, ya que podremos acabar con ellos fácilmente y, de paso, recobramos salud.

Esto es todo por hoy. En el próximo post hablaré de cómo conseguir el Anulador de Hechizos, un escudo de 50 de armadura que crea un hechizo de custodia, por lo que somos casi inmunes a daño por magia.

 ¡Se despide Stark! ( >w<)/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *