Táctica: Zamtrios (Monster Hunter 4 Ultimate)

Esta vez es el turno del Zamtrios, un monstruo que, sin duda, os sorprenderá al transformarse.

Información:  

Anfibios que atacan desde zonas heladas, aprovechando el frío para aturdir a sus presas. Segregan un líquido especial que cubre su cuerpo de una armadura de hielo y congela a cualquier enemigo cercano. Su comida favorita son las ranas.

Características: en la primera parte de la batalla, el Zamtrios parece un monstruo normal. Se ocultará unos momentos bajo el hielo para después salir a la superficie, pero este ataque suele ser bastante predecible. Además de este movimiento, suele lanzar bolas de agua con la boca, que tampoco son difíciles de esquivar, pero recibir un impacto os hará bastante daño, además de induciros la plaga “mojado”. También puede posicionarse lateralmente, mirando hacia vosotros; no os preocupéis, en este caso podréis golpearlo sin cuidado, ya que será totalmente inofensivo… hasta que se enfade. Cuando lo haga, este ataque pasará a ser considerable, puesto que cargará contra vosotros con mucha fuerza. Por otra parte, todos sus demás movimientos se volverán mucho más rápidos y potentes, con lo que, si no contáis con una protección decente, lo mejor es pasar a la defensiva.

En un determinado momento del combate, el Zamtrios comenzará a hincharse de forma incontrolada. En este gracioso estado, el único ataque considerable que realizará sobre los cazadores es un giro sobre sí mismo que, además de ser bastante predecible, no os hará mucho daño. Es en este momento cuando deberéis pasar a la ofensiva y golpearlo constantemente, ya que su tripa hinchada constituye su mayor punto débil. Además, le resultará imposible escapar de vosotros, dado su gran tamaño. Cuando comience a deshincharse, puede parecer indefenso, pero debéis huir de él, ya que el aire que expulsará puede dejaros muy tocados.

Especie: Anfibio.

Hábitat: Canal helado.

Elemento: Agua, Hielo.

Plagas: Mojado, congelado, muñeco de nieve.

Afinidad: Agua, Hielo.

Debilidad: Fuego y Trueno (en ese orden).

Partes rompibles: Cabeza, aleta, pierna delantera, cola.

Sensibilidad: Resulta difícil aturdirlo o montarlo.

Daño: Barriga hinchada, cabeza (en ese orden).

Signo de enfado: Grita, se le nota el aliento y se cubre de hielo.

Signo de debilidad: Cojea.

Observaciones: Aprovechad para golpearlo cuando se hinche, ya que se volverá bastante más débil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *