Let’s make cosplay: Cosmaker

¡Hola de nuevo! Belia al habla. En la primera entrada hice una introducción al mundillo del cosplay, tocando los puntos principales (o al menos eso creo). Es hora de empezar a concretar ciertas modalidades y hoy le toca al cosmaker. Esta entrada está acompañada de un power point con las diversas herramientas que se pueden utilizar. ¿Por qué el cosmaker? Debido a que acabo de empezar (novata aquí), y apenas llevo medio año confeccionando mis propios trajes, tengo muy recientes todos los pros y contras, así como los fallos. Para iniciar recordemos lo que es ser un cosmaker: un cosplayer que elabora sus propios trajes de cosplay.

Dicho esto, empecemos:

¿Cómo empiezo en el cosmaker? Aguja, hilo y tela: así será tu comienzo. Suena sencillo, sí, pero es más complejo de lo que parece a simple vista. Muchas, muchas horas serán empleadas, ya que queremos que quede lo más perfecto posible y, para lograrlo, hace falta un mínimo de conocimientos sobre costura, patronaje y confección. Si sois buenos aprendiendo por vuestra cuenta, disponéis de una gran cantidad de tutoriales, vídeo-tutoriales y pdf en internet que os ayudarán en esta tarea. En caso de que necesitéis un horario fijado y una persona física para enseñaros, como es mi caso, lo mejor será buscar un profesor o entrar en una academia. Si ya sabéis de costura y os gusta, más allá del cosplay, además de que lo veis como una salida profesional, la mejor opción es matricularse en el FP de corte & confección. Tened presente que las tres vías se llevarán unas ingentes cantidades de tiempo y dinero, ya que necesitaréis una serie de herramientas y materiales para poder trabajar.

  

¡Voy a coser! ¿Necesito una máquina? Sí y no. En el poco tiempo que llevo me he dado cuenta que el 90% del tiempo lo empleo en coser a mano, dado que el primer paso es hilvanar para poder juntar las diferentes partes de la prenda, para así poder probarlo y corregir errores; y la gran mayoría de las veces no sirve sólo con alfileres. Si estás empezando o vas a empezar, te aconsejo o coser a mano o comprar una máquina de viaje, dado que su coste suele rondar los 20€. En caso de que quieras algo que te permita tener unas cuantas puntadas distintas, el Lidl tiene a la venta una máquina de marca Singer por 99€ (lo malo es que hay que esperar a que esté en catálogo).

¡Tengo mi máquina! ¿Cómo se usa? Antes de empezar a coser con la máquina en cualquier tela, recomiendo imprimir y descargar unas plantillas en papel para coser sobre ellas. Las hay de muchas formas: desde líneas rectas a círculos. Esto te permitirá familiarizarte con tu máquina y saber usarla antes de empezar a coser sobre tela.

¡Me aterran los patrones! ¿Qué hago? No te preocupes, el patronaje se basa en hacer un plano de tu cuerpo. Lo principal es sacar tus medidas y hacer el patrón base. Este patrón es el que permite hacer el resto de prendas, y, con una serie de modificaciones, se transforma en la prenda que queremos. En internet hay diversos tutoriales. En caso de que no te aclares con los patrones, puedes recurrir a comprarlos. Revistas como Burda y Patrones traen cada mes un montón ya hechos y con instrucciones para su montaje. Si buscas algo más específico, las marcas Simplicity y McCall son tu solución: estas venden patrones de época de diferentes siglos, y la primera ha empezado a hacer patrones de personajes de ficción, como Zelda (The Legend of Zelda) o Daenerys (Juego de Tronos). En caso de que decidas aprender a patronar necesitarás seguir reglas especiales para poder hacerlo.

¿Cómo coso la ropa?  En primer lugar ten claro cuál es el revés y el derecho de la tela. Créeme, muchas veces se cosen por error. La regla es: derecho con derecho y revés con revés. El derecho es la parte que se ve, la exterior, y el revés es la que queda tapada, donde van las costuras y, muchas veces, los diversos errores (lo bueno es que no se ven). Cada prenda va a tener un número diferente de piezas y se van a coser de forma diferente, por lo que tener claro qué estamos haciendo es esencial.

¿Qué empiezo a confeccionar? Prendas sencillas, blusas de manga corta, faldas sencillas, shorts…etc Una vez que te hayas familiarizado con el proceso (patrón – pasar a tela – marcar las marcas de costura – cortar) y hayas cogido un poco de experiencia, podrás pasar a proyectos más complicados y que tengan un mayor nivel de detallismo. La paciencia es muy importante, no hay que tener prisa: uno no va a saber todo lo necesario en pocos días, pues no deja de ser un arte y, como tal, tiene que ser practicado y repetido muchas veces.

Para haceros más sencillo todo esto, os comparto mi carpeta de Drive, en la cual subo todo pdf y libro de confección que encuentro, además de compartir este power point, donde explico el uso de las herramientas, acompañado de fotos para saber a qué hace referencia. Es un tanto embarazoso ir a una mercería y pedir un descosedor y ni siquiera saber como es, así que intentaré evitaros esa experiencia: algunas no son necesarias.

Coser es un arte y como todo arte se mejora prácticandolo y dedicándole tiempo, pero la satisfacción de ver metros y metros de tela covertidos en tu cosplay, no te la quita nadie.

Antes de despedirme, os presento a los cosplayers que han colaborado haciendo esta entrada más bonita:

Funtastic Workshop con su cosplay de Sailor Moon versión armadura

Eterno Silencio y su crossplay de Alice, Alice: Madness Returns

Pirracas Cosplay con su Pyramid Head

ClaricePsyche Cosplay de Morrigan, de Dragon Age

No olvidéis parasaros por sus páginas y ver sus proyectos. ¡No tienen pérdida! Un saludo especial a Miguel Quian, autor de la foto de Morrigan y a Dakraven Art, quien hizo la foto de Sailor Moon. ¡Nos vemos en la entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *