Información: Gokudera Hayato (personaje)

Gokudera Hayato es el próximo invitado a Chifuukoe. Aquí os traemos todo lo que debáis saber de él.

Ficha Técnica:

Nombre: Gokudera Hayato
Apodos: Guardián de la Tormenta del Decimo Vongola; Cabeza de Pulpo; Smokin’ Bomb Hayato
Edad: 14 (principio); 15 (presente); 25 (adulto)
Pelo: Medio largo, Plateado
Ojos: Verdes
Armas: Dinamita; Sistema C.A.I.; Arco de G
Fecha de nacimiento: 9 de septiembre
Altura: 1’68 m
Peso: 54 kg
Grupo Sanguíneo: B
Lugar de procedencia: Italia
Lugar de residencia: Namimori, Japón
Parientes: Bianchi (hermana); Lavina (madre)
Familia: Vongola
Llama: Tormenta (principal); Lluvia, Rayo, Nube y Sol (secundarias)
Aparece en: 
Katekyō Hitman Reborn!
Primera aparición en el manga: Capítulo 2
Última aparición en el manga: Capítulo Final
Primera aparición en el anime: Episodio 1
Última aparición en el anime: Episodio Final
Seiyuu: Hidekazu Ichinose

Características:

Gokudera Hayato, autoproclamado mano derecha del Décimo Vongola, es un joven de 15 años bastante problemático y con un aspecto rebelde, y muy popular también entre las chicas del instituto de Namimori. A pesar de esto, y resultando un poco contradictorio, es el más inteligente de todos y tiene una gran habilidad para tocar el piano.

Gokudera tiene una hermana llamada Bianchi, a la que no puede mirar fijamente a la cara, ya que le recuerda a un trauma que sufrió en el pasado debido a la habilidad de la chica, la Poison Cooking. Este trauma fue causado por ser obligado a tomar las galletas envenenadas de su hermana antes de cada concierto, para que tocase de una manera extraña y a la cual el público aplaudía. La única forma de que no sufra dolores de barriga cada vez que se cruza con su hermana debido a este trauma es cuando esta lleva algo tapándole la cara o parte de ella.

Este trauma también es el que hizo que Gokudera dejase a un lado el ser pianista y se decidiese por entrar en el mundo de la mafia. Al principio nadie lo quería y lo aceptaba en su familia, hasta que tuvo la suerte de conocer a Shamal, que lo entrenó y le enseñó lo que después sería su arma más distintiva, la dinamita. Después de terminar con su entrenamiento, decide ir hasta Japón para intentar formar parte de la Décima Generación de la Familia Vongola, a la que termina entrando como guardián de la Tormenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *