Guía: Castlevania -Lords of Shadow- Mirror of Fate

Esta es la guía del nuevo videojuego de la saga de Castlevania para 3DS: Castlevania -Lord of Shadow- Mirror of Fate.

Notas:

Esta guía no nos pertenece. Es propiedad de Guiasnintendo.com Podéis acceder a la guía para obtener más información desde el siguiente enlace: Guía de Castlevania -Lord of Shadow- Mirror of Fate

También podéis dejarnos las dudas que tengáis en los comentarios e intentaremos responderlas con la mayor brevedad posible. También podéis proponer algún juego para traeros la guía completa en cuanto podamos.

Y por cierto, la manera más práctica de buscar en las guías de Chifuukoe es el comando Ctrl+F e introducir una palabra clave.

Guía:

~Prólogo – Gabriel~

Verás una presentación animada donde en el año 1046, Gabriel Belmont (guerrero destacado de la Hermandad de la Luz) se despide de su mujer, Marie, antes de partir durante un largo periodo de tiempo para combatir contra los señores de las sombras.

Comienzas el juego controlando a Gabriel, avanza a la derecha (solo puedes andar de momento) hasta que aparezcan los primeros enemigos. El comienzo del juego es una especie de tutorial e irás aprendiendo los controles y movimientos básicos del personaje, mientras te enfrentas a tus primeros enemigos.

Los primeros enemigos son unas extrañas criaturas que aparecen a tu alrededor, usa tu arma con el botón Y o X para derrotarlas.

Te van a enseñar la forma de atacar con estos dos botones, y también la manera de esquivar y parar los ataques enemigos.

Después de este primer combate, avanza a la derecha y Gabriel llegará a la entrada a un castillo. Ahora te enfrentarás a más enemigos y te enseñarán la forma de agarrarles cuando están aturdidos.

Por último, aparece un gran enemigo, Lord Daemon. En esta ocasión verás una animación con la pelea sin que tengas que controlar al personaje. Gabriel es herido por la gran criatura, pero con su sangre realiza un hechizo que logra atrapar al enemigo en una pequeña bola de metal.

A continuación, verás otra escena animada. En ella los miembros de la Hermandad de la Luz visitan a Marie Belmont con la intención de llevarse a su hijo recién nacido (Trevor). Gabriel que partió antes de su nacimiento sin saber de su existencia, está predestinado a convertirse en un señor del mal según ha podido saber la hermandad a través de una profecía.

Trevor es la esperanza de la Hermandad para salvar a la humanidad del dominio de las fuerzas de la oscuridad, así que necesita ser protegido por ellos de estas.

~Acto I – Simon~

Comienzo y Aldea Maldita

Ahora la acción transcure años después del prólogo. Verás otra secuencia animada donde la madre de Simón Belmont salva a su hijo mientras es atacada por unos lobos. Simón, hijo de Trevor Belmont, huye de los lobos y salva su vida.

Ha pasado el tiempo y 30 años después, Simón, que ha vivido entre la tribu que habita en las montañas, se ha convertido en un fuerte y valiente guerrero. Te encuentras en el año 1103 (57 años después del prólogo) y ahora tomas el control de Simón.

A diferencia del prólogo, ahora tienes acceso a información extra en la pantalla inferior. Podrás ver un resumen de las técnicas que has aprendido hasta ahora, (realmente verás una lista de todas las técnicas pero solo puedes acceder a la información de los que has desbloqueado).

También puedes ver un mapa del lugar donde te encuentras (solo ves el punto de salida y donde te encuentras, pero según vas avanzando se irá rellenando con las casillas que visites). Además, puedes colocar marcas en él y ponerles nombre, indicando la localización de objetos de puntos conflictivos o de caminos bloqueados a tu antojo.

Por último, puedes ver a tu personaje y los objetos que lleva equipados.

Dentro de este primer acto vas a encontrar diferentes zonas. Comienzas caminando hacia la Aldea Maldita.

Aldea Maldita

Una vez que le hayas echado un vistazo a la pantalla inferior, podrás mover a Simón hacia la derecha. Nada más comenzar tu camino hacia la Aldea maldita, verás aparecer zombis que salen del suelo. Derrótalos con tu látigo y absorberás unas pequeñas esferas de luz que te servirás para adquirir experiencia. Con ella podrás desbloquear nuevas habilidades, así que no dejes de derrotar enemigos cada vez que tengas oportunidad.

El camino es siempre hacia la derecha, así que no tiene pérdida. A mitad de camino vas a encontrar una extraña fuente verde, es una fuente de salud. Si presionas el botón R junto a ella, Simón se acercará y beberá rellenando toda su energía.

Un poco más adelante encuentras una gran caja en medio del camino y detrás de ella verás el camino cortado. Si pulsas junto a ella el botón R la agarrarás. Así podrás empujarla (o tirar de ella) y colocarla bajo un saliente.

Posteriormente, vuelve a pulsar el botón R para soltar la caja y sube a ella para alcanzar el saliente de arriba. Después salta hacia otro saliente a la derecha y verás una palanca, si la mueves abrirás la puerta y podrás continuar avanzando. Sin embargo, si antes de hacerlo saltas a otro saliente que hay más arriba a la izquierda, encontrarás el cuerpo sin vida de un caballero caído en batalla que posee un pergamino. Pulsa el botón R y lo leerás. Vas a encontrar pergaminos como este durante todo el juego. Te irán dando información sobre los acontecimientos ocurridos y además, ganarás experiencia.

Continúa el camino hacia la derecha y aparecerá un enemigo con un hacha en la cabeza. En esta ocasión no tendrás que enfrentarte a él, y solamente verás una secuencia animada donde recoges el hacha y la incorporas a tu arsenal. Ahora podrás lanzarla con el botón A (si está seleccionada) y atacar a enemigos voladores de manera sencilla.

Después déjate caer hacia la derecha y continúa hasta el final del camino, donde unos barriles te impiden el paso. Rómpelos con tu látigo y podrás pasar a la derecha (Simón se agacha automáticamente al avanzar por lugares estrechos). Además, al romper los barriles aparecerá un gran corazón, cógelo para rellenar la munición de tu arma secundaria.

Sigue a la derecha para entrar en la siguiente zona, el Muro exterior del castillo.

Muro Exterior

Nada más entrar en el Muro exterior del castillo, encuentras una fuente de salud, continúa a la derecha y verás en el suelo otro cuerpo de un caballero. Examínalo para encontrar otro pergamino. Sigue a la derecha y al llegar al final del camino verás que el borde del precipício brilla.

En esos puntos brillantes, Simón puede agarrarse si te acercas a ellos. Ve al borde lentamente y déjate caer para agarrarte al borde. Ahora presiona el botón deslizante hacia abajo para soltarte y agarrarte a otro saliente.

Ve dejándote caer de un saliente a otro, hasta poder llegar a suelo firme. Avanza unos pasos a la izquierda para volver a quedarte colgado y seguir bajando. Ten cuidado, porque aquí abajo hay pinchos, en cuanto llegues a suelo firme de nuevo, ve a la derecha. Aquí tendrás que volver a quedarte colgado e ir bajando, pero además tendrás que saltar de una pared a otra (para ello pulsa el botón deslizante hacia el lado a saltar en vez de hacia a abajo).

Una vez abajo encuentras una caja que puedes empujar. Si quieres volver a subir tendrás que usarla para llegar a los salientes, ahora no es necesario que la muevas. De todas formas, si lo haces, podrás romper unos barriles tras ella. Después continúa el camino hacia la derecha hasta llegar al final de una pendiente. Allí verás en el lado izquierdo un cofre en un alto.

Hay un punto de rápel en donde podrías agarrarte para subir, sin embargo, el látigo que portas ahora mismo no te lo permite hacer, así que tendrás que regresar más adelante en tu aventura.

Para no olvidar este punto, puedes entrar en el mapa y dejar una nota indicando el punto exacto en el que te encuentras.

Sigue descendiendo (nada más bajar encuentras otro pergamino), y ahora continúa hacia la izquierda. Si te caes, lo harás a una zona de agua. La salida está abajo a la derecha, donde verás salir a un extraño personaje con una máscara cuando te acerques. Llegues andando o desde el agua debes salir por allí también.

Si embargo, en la zona de agua puedes encontrar dos objetos importantes, un pergamino y una ficha de bestiario (una ficha coleccionable con información sobre los enemigos del juego). Para encontrarlos debes bucear (presionando el botón deslizante hacia abajo y nadando al pulsar el botón B).

Aparece una barra de oxígeno que se irá gastando, sal a la superficie para rellenarla o pasa junto a las salidas de aire que hay bajo el agua. Debes bucear hasta el fondo y después seguir el camino a la izquierda. En el primer camino que encuentras verás sobre el agua la ficha del bestiario. Salta desde el agua para cogerla.

Después vuelve a bucear y sigue por otro camino más a la izquierda, así llegas a una pequeña zona de tierra firme en donde se encuentra el caballero con el pergamino.

Ahora regresa buceando hacia la derecha y sal por el camino del extremo derecho (por donde salió el extraño personaje). Así entrarás en las cuevas olvidadas.

Cuevas Olvidadas

Encuentras una fuente de salud nada más entrar en esta zona, sigue avanzando hacia la derecha y pasarás por encima de un puente.

Justo después comenzarán a aparecer nuevos enemigos. Salen del agua y son más rápidos que los zombis anteriores, pero todavía no tienen porqué causarte grandes problemas. No los dejes vivos, recuerda que derrotarlos te dará experiencia.

Continúa a la derecha y al llegar al borde podrás saltar para quedarte enganchado en los salientes de la pared. En este punto puedes bajar para caer en el agua, pero en esta ocasión no solo no hay camino para continuar por allí abajo, sino que además encontrarás unos peligrosos peces que te darán descargas eléctricas. Si caes por error, vuelve a engancharte en los salientes de la pared lo antes posible.

Aunque veas que el objetivo se encuentra sobre ti, el único camino posible es continuar avanzando hacia la derecha. Después de cruzar colgado de una cuerda encuentras una caja que puedes examinar si presionar el botón R y después repetidamente el botón B. Conseguirás un aumento en el máximo de tu barra de salud.

Continúa subiendo por los salientes de la pared ya que no hay más camino hacia la derecha. Arriba, podrás continuar hacia la izquierda saltando por encima de un puente de madera roto. Después tendrás que cruzar colgado de una cuerda, pero ahora debes tener cuidado porque en el techo hay escapes de gas que te dañan. Puedes usar el botón B para dar impulsarte y dar pequeños saltos.

Al llegar al lado izquierdo encuentras un punto de rápel del que todavía no puedes hacer uso. En el mismo lugar tienes salientes para ir hacia abajo en primer lugar y a la izquierda a continuación.

Continúa hacia la izquierda subiendo en el escalón de madera y saltando y posteriormente al llegar a la pared, continúa hacia arriba. Allí encuentras otro punto de rápel (recuerda que aunque no puedas usarlos de momento, sí puedes anotar su localización en el mapa con un icono). Sigue a la derecha y podrás parar para rellenar tu energía en una fuente de vida (si es que lo necesitas).

Ve hacia la derecha saltando sobre unas plataformas y arriba verás otros dos puntos de rápel. Debes seguir a la derecha y encontrarás otra extraña fuente. A diferencia de la que ya conoces, esta es amarilla. De momento no puedes usarla, ya que se trata de una fuente que rellena tu magia. Continúa avanzando unos pasos más hacia la derecha y encontrarás al extraño personaje que viste anteriormente.

Aunque no habla, sí contestará a tus preguntas, por lo tanto, averiguarás que no parece estar allí para enfrentarse a ti, sino todo lo contrario. Cuando se vaya, verás que el camino hacia la derecha está cortado por una gran cascada verde donde parecen caer almas en pena.

Justo antes de llegar a ella, tienes más salientes a los que puedes agarrarte y subir. Continúa el camino por allí arriba. Cuando Simón se agache, puedes pulsar el botón L para rodar.

A la izquierda encuentras otra fuente de magia y justo detrás de ella un líquido venenoso. Puedes saltar sobre él para agarrarte a la pared que hay tras él y seguir avanzando a la izquierda.

Llegarás a una gran sala, donde al final encuentras una extraña gema azul. Al cogerla aparecen varios enemigos, varios de ellos voladores, y tendrás que derrotarlos a todos.

Sin embargo, recibirás la ayuda de un espíritu,Belnades. Este espíritu te protegerá cuando le convoques pulsando izquierda en la cruz, aunque la barra de magia que ha aparecido se irá agotando si para ataques enemigos. La magia puedes recuperarla al derrotar enemigos (sin estar usando el espíritu cuando lo hagas) o con las fuentes que ya has encontrado anteriormente (pero no podías usar). Cuando los derrotes, podrás regresar a la derecha conservando el espíritu en tu inventario para convocarlo cuando quieras.

Debes llegar hasta la cascada mortal que ahora sí podrás atravesar si usas el poder del espíritu que acabas de conseguir. Así entrarás en las Cataratas Mortales.

Cataratas Mortales

Lo primero que encuentras es una fuente de magia, úsala porque tendrás que volver a pasar por debajo de unas Cataratas mortales. En el lado derecho encuentras una caja que puedes empujar para subir a uno de los salientes que hay. En el de la derecha puedes volver a rellenar tu barra de magia, y por el de la izquierda puedes continuar avanzando. Cruza por debajo de otras cataratas y continúa hasta el final. Pegado a la pared izquierda vas a encontrar una nueva ficha para el bestiario (salta para cogerla).

Ahora salta para subir a la derecha y después continúa avanzando a la izquierda por debajo de otra catarata. Al llegar al extremo izquierdo tendrás que saltar a la pared para engancharte en ella y subir (cuidado con los gases que salen de la pared).

Al llegar arriba, continúa a la izquierda y aparecerán los primeros enemigos de esta zona. Ya los conoces y no son complicados, así que aprovecha para subir tu experiencia acabando con todos los que puedas. Un poco más a la izquierda, podrás subir y encontrar otra fuente de magia, el camino continua a la derecha. Pasarás por debajo de una trampilla de madera y podrás subir por un pasillo vertical.

Una vez arriba ve a la izquierda para encontrar una caja que puedes empujar. Debes llevarla hasta la trampilla de madera (pasando por debajo de la catarata mortal, cubriéndote con el poder del espíritu). Cuando la coloques sobre los tablones de madera, se romperán y caerá abajo. Tendrás que bajar y seguir empujándola hacia la derecha (por debajo de otra catarata).

Después podrás usar la caja que has movido para subir y rellenar tu magia en otra fuente, aunque tendrás que seguir empujando la caja para pasar por otra catarata más. Al final del recorrido podrás subir por la pared, primero encontrarás una fuente de vida y, a continuación, puedes seguir avanzando hacia arriba.

Ahora sigue el camino a la izquierda, aquí vas a ver unos puntos de rápel a los que todavía no puedes acceder (márcalos en el mapa para recordarlos más adelante). Continúa el camino avanzando hacia la izquierda.

Una vez que llegues al lado izquierdo podrás subir y continuar a la derecha (de nuevo hay un camino que puedes marcar en el mapa antes de continuar). Pasarás por debajo de un objeto que tampoco puedes alcanzar todavía, y en el extremo derecho encuentras una estructura de madera por donde puedes escalar.

Sigue subiendo hacia el noreste por el único camino posible hasta llegar a un ascensor. Monta en él y pulsa el botón R para hacerlo subir. Continúa en la misma dirección, pero mientras subes no dejes de mirar el camino que sale hacia la izquierda ya que encontrarás un cofre con un aumento de tu barra de magia.

Continúa subiendo y llegarás al Salón del castillo.

Salón del Castillo

Avanza a la derecha y sube en cuanto puedas. Si saltas a la izquierda podrás encontrar unos barriles y a la derecha una fuente de vida. Sigue a la derecha por el pasillo que hay y verás una especie de gran rata con pico. Saldrá corriendo al verte y podrás examinar al caballero muerto que le estaba sirviendo de comida. Así conseguirás un nuevo pergamino.

Continúa hacia la derecha y llegarás a un gran salón. Allí aparecerá un gran enemigo armado con un gran bastón. Además, aparece escoltado por dos ratas como la que viste anteriormente.

Tendrás que encargarte primero de las dos ratas, no te acerques mucho a ellas y ataca desde lejos para derrotarlas.

Al hacerlo, el enemigo saltará a por ti y si no te alejas a tiempo te atrapará sujetándote por el cuello al suelo con su bastón. Aprieta rápidamente el botón B para librarte de él.

Una vez en pie, golpéale con tu látigo para dañarle. No te acerques mucho y en cuanto veas que mueve el bastón deja de atacar y aléjate de él. En cuanto deje de golpear, repite el mismo proceso hasta hacer que caiga.

Al hacerlo aparecerán más enemigos, además uno de ellos volando. Usa el hacha para acabar con él fácilmente (aunque puedes derrotarle saltando) y termina de nuevo con las enormes ratas a continuación.

Al lograrlo, el gran enemigo se acercará otra vez para volver a atacarte. Tendrás que derrotarlo del mismo modo que la vez anterior. De nuevo saldrán más enemigos y en el siguiente enfrentamiento contra el enemigo, te atacará con su bastón. Hará que vaya volando por todo el salón y tendrás que esquivarlo varias veces antes de poder atacarle.

En cuanto aparezca, vuelve a atacarle desde lejos con tu látigo para hacerle caer. Después de repetir toda la secuencia de lucha (esquivar el bastón y golpearle), conseguirás que se quede aturdido. Aprovecha ese momento para presionar el botón R y atraparle.

Ahora tienes que arrebatarle el bastón (presionando rápidamente el botón B) y así poder golpearle. Si justo cuando le arrebatas el bastón no presionas el botón de ataque (Y), recuperará el bastón y acabará contigo en un rápido movimiento.

Si esto ocurre, la acción volverá automáticamente al momento en el que luchas por arrebatarle el bastón, por lo tanto, vuelve a presionar rápidamente el botón B y en cuanto veas que te has hecho con el bastón, presiona el botón Y repetidamente.

Una vez derrotado sigue a la derecha, encontrarás una fuente de magia y una nueva ficha para el bestiario (Vigilante nocturno), también hay un ascensor detrás. Puedes seguir a la derecha sin entrar en el ascensor para encontrar un pergamino, pero encontrarás el camino cortado.

Regresa al ascensor y pulsa el botón R para bajar al sótano, allí está la Sala de guardia.

Sala de Guardia y Celdas

Nada más salir del ascensor estarás en la sala de guardia y verás una palanca. Tienes que abrir la puerta con ella, pero a diferencia de otras palancas, tienes que presionar repetidamente el botón B para abrir la puerta. El problema es que aparecen enemigos mientras lo intentas, así que derrota primero a todos antes de moverla.

Al pasar la puerta ve a la derecha y verás dos caminos. Abajo llegas a una fuente de vida y detrás hay una puerta que te lleva a las Celdas. De momento ve por el camino de arriba donde vas a ir encontrando puertas cerradas que no puedes abrir de momento. Sin embargo, arriba puedes cruzar una barrera de energía (usando el poder del espíritu) para rellenar tu magia y encontrar un pergamino.

Regresa abajo y entra en las celdas.

Celdas

Ve a la derecha y sube a una vagoneta que verás. Sobre ella hay una palanca que puedes agarrar con el botón R, después tendrás que mover el botón deslizante en círculos (siguiendo la dirección de las agujas del reloj) para mover la vagoneta hasta el extremo derecho.

Continúa a la derecha y derrota a los enemigos que aparecen para poder seguir avanzando. Si algún zombi te agarra la pierna, deberás pulsar repetidamente el botón B para soltarte. Después verás un punto de rápel en el techo (de momento no puedes usarlo), así que sigue el camino por abajo. En el extremo derecho encuentras un ascensor, sube a él y pulsa R para usarlo. Una vez arriba solo podrás continuar hacia la derecha, sigue avanzando hasta llegar a una fuente de vida (después de enfrentarte a más zombis por el camino). Justo después encuentras otro pergamino, antes de encontrarte con unos esqueletos en el suelo y conseguir la botella de aceite en tu inventario.

Para seleccionarla debes pulsar la cruz hacia abajo, y te servirá para acabar con los esqueletos que aparecen aquí ahora. Lanzándola al suelo consigues dañar a los enemigos que estén cerca y además arderán aumentando el daño recibido. Derrótales usándolas y con tu látigo, para poder continuar a la derecha y entrar en las celdas interiores.

Celdas Interiores y Prisión

Nada más entrar en las Celdas interiores, avanza un poco y encontrarás una caja que puedes empujar (arriba a la izquierda puedes ir para recoger algún corazón que rellene tu munición del arma secundaria). Empuja la caja hacia la derecha para poder subir a ella y alcanzar la parte alta de la sala. Después continúa por allí arriba y verás otro punto de rápel que no puedes usar. En el otro extremo ves una especie de espíritu de fuego, pero de momento no podrás alcanzarle (hasta que no consigas la cruz de combate). Sigue por el camino de abajo.

Ve por abajo y derrota a los enemigos que aparecen, en el lado derecho tienes otro pergamino y una fuente de magia. Después ve a la izquierda pasando por un estrecho pasillo. Aquí aparece una mano que te agarra, para esquivarla debes rodar (dejando pulsado el botón L al andar) y si te coge, haz que te suelte pulsando repetidamente el botón B. Baja y una vez en la parte inferior ve a la derecha para encontrar otro ascensor.

Ahora bajarás todavía más abajo de las celdas llegando a la Prisión vertical.

Prisión vertical

Camina unos pasos a la derecha para encontrar al extraño personaje que te va guiando por aquí dentro (aunque no te ha dicho ni una palabra desde que lo encontraste). Está junto a una fuente de vida, rellena tu energía y continúa a la derecha. Vas a encontrar una palanca, muévela para hacer que suba el nivel del agua en esta sala. Después ve nadando al lado izquierdo, donde puedes subir a una plataforma. Desde ella puedes continuar saltando a la derecha.

Cuando llegues al extremo derecho encontrarás otra palanca, Muévela también para lograr que el agua siga subiendo de nivel. Ahora ve a la izquierda de nuevo para subir en otra plataforma y poder continuar a la izquierda.

Sin embargo, verás que el único camino que hay está cortado por una puerta cerrada. Lo que debes hacer es bucear para poder entrar por un pasillo que hay más abajo y allí podrás salir del agua y subir por un pasillo vertical (que está situado detrás de la puerta que has visto cerrada).

Ahí arriba podrás volver a usar una palanca, abrirá la puerta de al lado y también hará que el agua suba un nivel más. Sube a las plataformas que puedas para encontrar otro pergamino en una de ellas.

Sobre esa plataforma hay una caja, sube a ella para alcanzar otra plataforma (que cuelga de una cadena) y después cruza al lado derecho agarrado a una cadena que puedes agarrarte. En el otro extremo hay una cuarta palanca para subir el agua).

Cuando el agua haya subido, sal del pasillo donde te encuentras y podrás escalar por la pared derecha. Después salta a otra plataforma y desde ella salta a la cuerda que ves para deslizarte por ella.

Al llegar abajo, verás como la presión del agua rompe un muro y el agua sale por ese agujero. Sigue a la izquierda y entrarás en la cocina.

Conseguir la Cruz de Combate

Una vez en la cocina, sube las escaleras y verás una puerta cerrada, detrás hay un pergamino, pero no puedes cogerlo. Continúa subiendo escaleras y sal por el camino de la derecha (el camino hacia arriba está cortado). Pasa por encima de las jaulas y mueve la caja que hay detrás para poder subir. Arriba encuentras un cofre que aumenta la cantidad máxima de munición que puedes llevar.

Después baja, rellena tu energía en una fuente de vida y coge unos corazones rompiendo los barriles. Sigue a la derecha para entrar en un ascensor y úsalo para subir. Arriba vas a encontrarte con unos pequeños seres que te atacarán, De hecho, el primero de ellos logrará dejarte sin sentido aprovechando tu descuido (mientras subes por el ascensor verás la figura de un hombre que cae ardiendo a lo lejos). En cuanto te levantes, podrás enfrentarte a ellos y derrotarlos.

Al derrotarlos se abrirá una puerta a la izquierda. Ve por allí y continúa derrotando los enemigos que aparecen. Si sigues todo el camino a la izquierda encuentras otra palanca, y al usarla abres una puerta para regresar a laSala de guardia. Allí hay una nueva ficha del bestiario (Carroñero volador) y otra palanca para abrir otra puerta y seguir avanzando a la izquierda.

En esta parte del castillo ya has estado y de momento no puedes abrir más puertas, así que regresa por donde has venido. De nuevo en la cocina sube por el pasillo vertical donde ves que puedes escalar. Una vez arriba sigue a la derecha y entrarás en el teatro.

Teatro

Ve a la derecha, pero encontrarás el camino cortado por una puerta cerrada. Continúa subiendo las escaleras hacia la izquierda y llegarás a una fuente de vida. Continúa subiendo para llegar al teatro. Nada más entrar en él encuentras un punto de rápel (de momento sigues sin poder usarlos, pero ya queda poco para que deje de ser así). Sigue a la izquierda para llegar al escenario y se cerrarán las puertas. Tendrás que enfrentarte a varios enemigos que son muñecos colgados por hilos. Usa tus hachas y no te pares debajo de ellos, para derrotarlos fácilmente.

Una vez que los derrotes a todos podrás salir de allí, después de tener un encuentro con un enigmático personaje (que es el que te abre la salida). Ve a la derecha porque ahora la puerta que estaba allí cerrada se habrá abierto. Avanza y verás dos caminos, el de abajo sigue cerrado, así que sigue subiendo y llegarás a otra sala con muñecos vivientes. Derrótalos antes de continuar. Después sigue a la derecha y verás un pasillo vertical en esa dirección, pero por aquí no puedes pasar. Ve hacia la izquierda para bajar, y antes de ir hacia el pasillo que has visto ve al extremo izquierdo. Allí encuentras otro pergamino (también aparecen más muñecos vivientes que debes destruir).

Ahora sí, ve al pasillo y escala por él y en el camino podrás coger la ficha del bestiario, Marioneta macabra.

Una vez arriba podrás salir a la derecha hacia la terraza.

Terraza

Lo primero que ves aquí es una fuente de magia. Continúa subiendo por un gran agujero en el suelo. Allí aparecen varios enemigos voladores con los que tendrás que enfrentarte.

A la derecha tienes un gran ascensor para seguir subiendo. Arriba tendrás que volver a luchar contra los enemigos voladores. A la izquierda podrás entrar en elsalón de baile.

Salón de baile

Al entrar podrás rellenar tu energía en una fuente de vida y justo después aparecerá un hombre lobo que se enfrentará a ti. Tiene un movimiento de ataque que consiste en saltar hacia ti, pero puedes esquivarlo saltándole cuando se acerque. Tus hachas le harán daño y no tendrás que acercarte mucho a él para usarlas.

Sigue avanzando a la izquierda y aparecerán más hombres lobo. Ya conoces sus movimientos, así que no te resultará complicado derrotarlos, aunque también aparece algún enemigo volador. Usa tu látigo con el botón X para dañarles a la vez. Si te fijas bien, en el centro del salón podrás ver un pergamino, pero no puedes alcanzarlo. Arriba hay un punto de rápel para poder colgarte, pero de momento no puede hacerlo. Sal por la izquierda para llegar al patio.

Patio

En el lado izquierdo verás un punto de rápel sobre la puerta de salida. Sal por la puerta y entrarás en la biblioteca. De momento en el patio no puedes hacer nada.

Biblioteca

Ve a la izquierda y llegarás a una fuente de salud, a continuación verás dos caminos. Sigue por el de abajo, donde Simón se agachará automáticamente para poder pasar, para llegar a un extraño libro sobre un atril, examínalo. Al hacerlo el libro comenzará a volar y aparecerán hombres lobo controlados por su magia.

Las salidas se cierran, así que no te queda otra opción que acabar con tus enemigos. Una vez que los derrotes se abrirá una puerta en la parte de arriba. Ve a la derecha (por donde llegaste a esta sala), pasa de nuevo por el estrecho pasillo y ahora ve por el camino de arriba. Allí está la puerta que se ha abierto. Derrota al pequeño enemigo que hay y coge el pergamino.

Después sube por los salientes de la pared y encontrarás otro extraño libro junto al personaje mudo que te va ayudando. Al examinarlo se moverá una estatua y podrás seguir avanzando a la derecha y regresar a la zona del patio.

Patio

Ahora estás por la parte de arriba (no por donde pasaste anteriormente). Recorre el pasillo hasta llegar a una gran roseta. La luz que pasa a través de la vidriera ilumina otro atril.

Acércate a él y verás que ahora no hay un libro sobre él, sino un cojín sobre el que descansa una poderosa arma, la cruz de combate. Sin embargo, antes de que puedas probarla, aparecerá un enemigo tras de ti y te la arrebatará. Después te empujará atravesando la vidriera para acabar en la parte inferior del patio. Allí tendrás que enfrentarte a este enemigo para recuperar el arma.

Usa tu látigo con el botón X para atacar al mismo tiempo a los esqueletos en el suelo y al gran enemigo en el aire. Intenta no quedarte bajo él, ya que sus ataques te alcanzarán fácilmente. Otro de sus ataques consiste en lanzar su guadaña como si fuera un bumerán. Debes mantenerte alerta para poder saltarla cuando se acerque.

Al principio de la pelea puedes usar el poder del espíritu para cubrirte de sus ataques, pero al quitarle aproximadamente la mitad de su energía, perderás ese poder momentáneamente. A partir de este momento no podrás usarla y, además, aparecen nuevos peligros como unas bolas verdes que caen desde el techo por toda la pantalla.

Debes seguir dañándole del mismo modo y cuando le quede un cuarto de energía, formará unos escudos protectores a su alrededor. Sin embargo, estos escudos tienen unas zonas por donde puedes colarte si esperas el momento adecuado (cuando coincidan todas esas zonas).

Si llegas a él le quitarás su bastón mágico y recuperarás el poder del espíritu. Además, él perderá su escudo protector. Ahora intentará defenderse atacando desde lejos con ondas de energía. Acércate a él saltándolas o rodando por abajo, según a la altura a la que se acerquen. Al ponerte a su lado, golpéale con tu látigo.

Tendrás que hacerlo varias veces y cuando apenas tenga energía volverá a cubrirse con varios escudos de energía. Ahora es algo más complicado entrar entre ellos, pero puedes lograrlo del mismo modo que antes y acabar con él definitivamente cuando llegues a su lado.
Cuando estés a su lado presiona el botón R para agarrarle y entrar en la secuencia final del combate (donde tienes que pulsar los botones X e Y alternativamente y cuando te lo indiquen). Si lo haces bien acabarás por derrotarle y recuperarás la cruz de combate de tu padre, Trevor.

A partir de este momento podrás agarrar enemigos desde lejos, pero lo más importante es que podrás usar los puntos de rápel que has ido encontrando en el camino como puntos de sujeción para poder escalar por ellos o balancearte. En el mismo patio había uno en el lado izquierdo, así que acércate a él y pruébalo pulsando el botón R.

Sube y recorre el camino hacia la izquierda, así puedes recoger corazones para tu arma secundaria y rellenar tu energía en una fuente. Al entrar de nuevo en la biblioteca verás un punto de rápel en el techo. Tendrás que usarlo para continuar.

Biblioteca y Feria del Juguetero

Usa el punto de rápel que hay en lo alto cuando entras en la biblioteca de nuevo (después de conseguir la Cruz de Combate). Balancéate y después presiona hacia abajo, para quedarte colgado parando el balanceo. Así podrás bajar hasta una palanca y al moverla abrirás la puerta de salida. Vuelve a colgarte del punto de rápel, balancéate y salta al lado izquierdo de la sala (donde se acaba de abrir la puerta de salida).

Nada más pasar la puerta verás un camino que sale hacia arriba, entra por aquí porque solo hay una ficha del bestiario (Nigromante). Cógela y vuelve a bajar para continuar a la izquierda. Verás que el camino se acaba, pero podrás continuar subiendo por los salientes que hay en la pared. También tendrás que usar la cruz para poder continuar subiendo.

Una vez arriba tienes a la izquierda un nuevo pergamino y a la derecha el camino para seguir avanzando. Allí encuentras tres extrañas cabinas que hacen de teletransportadores dentro del castillo. Hay tres; verde, azul y roja. Una de ellas (la azul) es todavía inaccesible, pero puedes usar cualquiera de las otras dos para unir el castillo en diferentes puntos.

La primera, la verde, te lleva a las Celdas interiores. Si viajas allí encuentras un pergamino a la izquierda. Realmente tendrás que volver aquí para continuar por allí, pero de momento tendrás que seguir hasta llegar a la feria del juguetero. Continúa a la derecha y al llegar al final del pasillo, tendrás que subir y continuar a la izquierda. Pasa de largo del pasillo vertical y sigue hasta el extremo izquierdo. Allí tendrás que enfrentarte a varios enemigos.

Al derrotarlos, aparecerá un punto de rápel en el techo. Engánchate a él para balancearte. Si vas al lado izquierdo (enganchándote a otro punto de rápel más), podrás encontrar una fuente de salud.

Después tendrás que volverte a colgar para llegar al lado derecho, por donde podrás continuar. Al subir ve a la derecha para recoger algún corazón para tus armas secundarias.

Hay unos enemigos que no te resultará difícil de derrotar. Después ve a la derecha para salir de la biblioteca y entrar en la Feria del juguetero.

Feria del juguetero

Derrota a los enemigos que aparecen justo en el pasillo de entrada (lobos y libros voladores que les protegen). Después podrás seguir a la derecha y entrar en los dominios del juguetero.

Después de rellenar tu energía en la fuente de salud que encuentras, vas a entrar en un carrusel. Al hacerlo se pondrá en marcha y tendrás que aguantar un tiempo ahí dentro esquivando los obstáculos que van girando contigo. Puedes saltarlos o rodar por debajo de los que vayan más altos.

Cuando pare completamente, aparecerá un extraño personaje con el que puedes hablar y que todavía no revelará su identidad. Ahora puedes continuar avanzando a la derecha, sin embargo, tu objetivo está en otro punto del castillo. Aunque luego tendrás que regresar aquí para seguir avanzando, ahora debes retroceder el camino e ir por donde has venido para regresar a la biblioteca.

Ve a la sala de los tres teletransportadores y usa el de color verde para regresar a las Celdas interiores.

Celdas interiores

En la sala del teletransportador, coge el pergamino que hay a la izquierda (si no lo has hecho anteriormente) y después ve a la derecha (abre la puerta moviendo la palanca que hay delante de ella). Salta el desnivel que hay y continúa avanzando en la misma dirección.

Llegarás a un punto de rápel que viste anteriormente cuando pasaste por aquí, pero que ahora sí podrás utilizar. Al pasar al otro extremo el espíritu de fuego que ves se unirá a ti y pasará a formar parte de tu inventario. Es el espíritu de Schneider.

Cuando lo equipas (presionando la cruz hacia la derecha), el espíritu atacará a los enemigos que se te acerquen. Sigue a la derecha y podrás comprobarlo mientras mueves la palanca que hay y que abre la puerta de salida.

Ahora sigue avanzando hacia la derecha y encontrarás dos posibles caminos (uno a la derecha de una fuente de vida y el otro siguiendo hacia abajo antes de llegar a esta, usando el punto de rápel que hay). Primero ve por abajo (bajando con la cruz de combate) y continúa por donde hay un esqueleto esperándote para atacar.

Siguiendo el camino, por allí encuentras un pergamino en un estrecho pasillo. Para cogerlo sin que te dañe el gas que sale de las rocas, rueda por el suelo.

Si continuas bajando el por el lado derecho llegarás por el único camino posible hasta un cofre que contiene un aumento de la cantidad máxima de vida.

Sal de esta cueva y vuelve a subir por donde has bajado hasta aquí. Ahora sigue el camino que hay a la derecha de la fuente de vida. En el pasillo vas a encontrar unos enemigos voladores. Después de derrotarlos encuentras un gacho en una amplia sala que lleva al extremo derecho.

Allí hay un ascensor, úsalo para bajar y continúa a la derecha (donde hay una fuente de magia). Continúa a la derecha y derrota más zombis, en el extremo derecho tienes un camino para subir, pero también puedes ir hacia abajo (con cuidado porque hay pinchos abajo del todo) para conseguir un pergamino.

Vuelve arriba y continúa por el camino que seguía en esa dirección. Una vez arriba, cuando llegues al lado izquierdo, tendrás que subir por los salientes de la pared para alcanzar el piso superior de las celdas interiores. Sigue a la derecha y encontrarás la cabina azul de teletransportación. Si lo usas, volverás a la biblioteca, a la sala de las tres cabinas para teletransportarte por el castillo.

Si continúas a la derecha, podrás usar un punto de rápel para seguir en esa dirección y entrar en la cocina.

Cocina

Nada más entrar verás un objeto que antes viste desde el otro lado. Cógelo y usa la palanca que hay al lado para abrir el camino y entrar a la zona de la cocina en la que ya estuviste anteriormente de paso.

Sube para salir por salida que hay a la izquierda. Así entrarás en el Sala de guardia.

Sala de guardia

Avanza hacia la salida que hay a la izquierda, cuando llegues a la sala del ascensor (el que te lleva al salón del castillo), puedes coger un aumento de munición arriba. Escala por la parte izquierda y después usa el punto de rápel para cruzar a la derecha.

Allí está el cofre. Baja y después usa el ascensor para subir al salón del castillo.

Salón del castillo

Ve a la derecha y sube usando los puntos de rápel que hay en el techo. Cogerás una ficha del bestiario mientras te balanceas y después puedes alcanzar un pergamino en el lado izquierdo.

Después puedes subir más arriba, saltando y usando otro punto de rápel en la pared, así regresarás a la biblioteca.

Biblioteca (los 3 libros ocultos)

Entras por la parte inferior izquierda de la biblioteca. Sube al balcón que hay arriba (te encuentras en el punto blanco señalado en el mapa).

Allí hay un libro en un atril que puedes examinar. Al hacerlo te darán una pista sobre un extraño secreto que encierra la biblioteca y ase abrirá un pasillo oculto (que no te dicen donde es).

Ahora usa los puntos de rápel para poder subir, y sigue el camino que te lleva hacia los tres teletransportadores. Hacia la derecha de las tres cabinas tienes que subir con el punto de rápel cuando llegas a la pared derecha (salta para ver el punto de rápel). Allí arriba es donde se ha abierto el camino (la trampilla que te impedía entrar en ese estrecho pasillo).

Sigue a la derecha para encontrar el siguiente libro oculto. Si vas más a la derecha encuentras un caballero caído con otro pergamino.

Regresa a la zona principal de la biblioteca y ahora usa el punto de rápel para llegar a la parte superior izquierda (donde hay una fuente de vida).

Si has encontrado el segundo libro, el camino que antes estaba cortado a la izquierda de la fuente de vida, ahora lo verás abierto. Pasa por ahí agachado y saldrás del castillo. Salta sobre el tejado y sigue subiendo para entrar en otro estrecho pasillo.

Allí encuentras el tercer libro. Al examinarlo (y derrotar a los enemigos que aparecen), podrás usar el punto de rápel para coger un cofre allí arriba a la derecha. Consigues un aumento de tu barra de magia.

Regresa a la zona central de la biblioteca y ve a la derecha por el camino que ya conoces para entrar de nuevo en la feria del juguetero (a la derecha de las cabinas teletransportadoras).

Feria del juguetero

Avanza a la derecha y pasa por el carrusel que ahora estará parado. Continúa a la derecha del carrusel, mueve la caja de madera y sube a ella para alcanzar los salientes de la pared. Una vez arriba, usa el látigo para engancharte a la izquierda y saltar sobre el techo del carrusel.

Ve a la izquierda hasta el final y encontrarás un ascensor. Antes de usarlo para subir de piso, puedes usar la caja de abajo para encontrar un cofre con un aumento de vida. Empuja la caja a la izquierda y sube a ella para alcanzarlo.

Después usa el ascensor y saldrás al Exterior de la torre.

Exterior de la Torre

Ve a la izquierda y sube en la plataforma sujeta por unas cadenas. Si presionas el botón R agarrarás la manivela y, si mueves el botón deslizante en círculos, harás que la plataforma suba. Una vez arriba salta deprisa a la izquierda para poder continuar avanzando.

A la izquierda verás otra plataforma igual a la anterior, sin embargo, en cuanto te pongas encima llegará volando una gárgola que expulsa fuego de su boca. Aunque seas muy rápido moviendo la manivela, las cadenas que sujetan la plataforma se fundirán y caerás al vacío irremediablemente.

Para pasarlo necesitarás la ayuda de un espíritu que ya tendrás si has seguido esta guía.

Si has llegado aquí y no tienes al espíritu de Schneider, regresa sobre tus pasos hasta llegar a la sala de la biblioteca con los tres tele transportadores. Usa el verde y viaja de nuevo a las Celdas Interiores. Allí tendrás que encontrarlo antes de regresar aquí (puedes ver lasecuencia de juego, para ver su localización exacta, después de pasar el carrusel tras la feria del juguetero).

Equipa al espíritu de Schneider para acabar con la gárgola mientras subes por la plataforma (moviendo la manivela con el botón deslizante). Realmente no acabas con ella, pero la harás huir antes de que haga caer la plataforma y puedas subir arriba.

Después debes continuar el camino hacia arriba, subiendo por las plataformas y por los salientes de la pared. También tendrás que usar el punto de rápel para subir por determinadas zonas hasta llegar a otra plataforma que se mueve con una manivela. Ahora tendrás que subir hasta arriba (no aparece la gárgola) y después saltar hacia el peso. Una vez encima de él podrás saltar a la derecha.

Desde los salientes a los que llegas, podrás bajar a suelo firme y continuar a la derecha. En este punto aparecerá de nuevo la gárgola.

Ahora tendrás que enfrentarte a ella. Usa tu látigo con el botón X, para dañarle sin tener que saltar. Cuando dispare el fuego por la boca, rueda para escapar de él y no te quedes justo debajo para evitar sus ataques fácilmente.

No le derrotarás completamente, simplemente le harás huir, así que el combate no será demasiado largo. Después continúa subiendo por el lado derecho colgándote con tu cruz de combate. Un poco más arriba, mientras usas una nueva manivela para subir otra plataforma, verás a la izquierda un caballero muerto. Puedes saltar hacia él para encontrar otro pergamino.

Continúa subiendo por la misma plataforma hasta llegar a la parte superior. Allí encuentras una caja de madera que puedes mover a la izquierda. Sube en ella para alcanzar la repisa superior y poder continuar avanzando hacia la izquierda. Al mover la caja verás una fuente de magia, aprovecha para rellenar tu barra de magia porque te hará falta.

Sigue a la izquierda y un poco más arriba, vas a ver una cuerda. Salta para agarrarte a ella y poder continuar en la misma dirección. Al acercarte al final de la cuerda aparecerá de nuevo la gárgola y te cortará el camino con fuego. Usa el espíritu de Belnades para cubrirte y poder pasar.

Después tienes que bajar de la cuerda, subir a la plataforma de arriba y posarte donde estaba antes la gárgola (que se habrá alejado volando). Desde allí arriba, en el lado derecho, puedes colgarte de un punto de rápel que está arriba.

Mientras subes volverá a aparecer la gárgola. No te pares y no tendrás que preocuparte por ella. Sin embargo, cuando estés arriba sí tendrás que enfrentarte directamente a ella de nuevo. Se comportará del mismo modo que en el combate anterior, así que haz lo mismo que hiciste allí para derrotarle. Puedes usar la magia de Belnades para cubrirte de sus ataques, pero no podrás dañarle con el hacha (ni siquiera cargada).

Después de unos cuantos ataques, se quedará parado en el aire y podrás agarrarle con el botón R. Así acabarás definitivamente con él. Después sube escalando por el lado derecho y encontrarás dos fuentes, de vida y magia. Úsalas y continúa subiendo por la vidriera con ayuda de tu cruz de combate. Una vez que alcances la roseta podrás presionar el botón B para romperla y entrar dentro de la torre del castillo.

???? (Torre)

Deberías estar dentro de la torre, sin embargo, pareces encontrarte en un extraño y colorido jardín. En el centro hay unas bellas y jóvenes mujeres que te llaman y te ofrecen que te acerques. Aunque el punto de vista se haya situado detrás de Simón, puedes andar si presionas el botón deslizante hacia la derecha (no puedes correr, ni hacer ningún movimiento más en estos momentos).

Tendrás que caminar hasta llegar a su lado. Simón parece estar hipnotizado, pero cuando la joven intenta besarte para acabar contigo, podrás presionar el botón B para despertar y librarte de ella.

Entonces comenzará el verdadero combate contra ella. Comienza golpeándole con el látigo (botón X porque siempre estará sobre ti).

A veces le sale del cuerpo una onda expansiva de color azul, si te toca te hará perder magia. Cuando dispare unas bolas de fuego, rueda por el suelo para esquivarlas.

Después de quitarle aproximadamente un cuarto de energía se encerrará en una burbuja que le sirve de escudo y además comenzará a lanzar unos rayos azules que recorren todo el suelo. Puedes saltarlos si estás atento, para evitar que te dañen.

El objetivo es seguir golpeándola (realmente golpeas la burbuja, porque no le quitas energía mientras esté bajo ella). Después de varios impactos verás que la burbuja brilla. Aprovecha ese momento para agarrarla con el botón R y así romperla.

Cada vez que la dañas, intentará recuperarse tomando energía de otra de las jóvenes que están detrás. Cuando esto ocurra, puedes evitarlo si pulsas el botón R cuando estén las dos jóvenes a punto de besarse.

Tendrás que repetir todo el proceso varias veces, ya que ella irá también repitiendo todos sus movimientos anteriores.

Si en algún momento estás muy cerca de ella puede saltar a por ti. Simplemente tienes que pulsar el botón que te muestren en pantalla para empujarla lejos de ti.

Cuando solo le quede un cuarto de energía, aparecen tres esferas, y dentro cada una de las 3 hermanas. Tienes que hacer lo mismo que antes, pero ahora el enemigo va cambiando de esfera. Cuando consigas que el enemigo esté dentro de una bola resplandeciente, podrás agarrarla con el botón R y romperla para dejarla libre.

Vuelve a atacar con el látigo hasta terminar con ella definitivamente.

Una vez derrotada, tendrás que acercarte a ella andando hacia la derecha (con el punto de vista detrás de Simon). Al llegar a ella puedes agarrarla con el botón R y ver que todo el jardín era una ilusión creada por Dracula.

Te encontrarás frente a frente con Dracula, al que has venido a destruir. También aparecerá en este momento Alucard. Entonces terminará el Acto y entrarás en el segundo, donde pasarás a controlar a Alucard y verás cómo ha llegado él a este momento.

~Acto II – Alucard~

Despertar y Campanario

Comienzas controlando al misterioso Alucard en el espejo del destino, recién salido de un ataúd.

Avanza hacia la izquierda y baja las escaleras que te llevan a la torre para llegar al campanario.

Campanario

En el extremo izquierdo (llegas pasando por encima de unas cajas) puedes encontrar un pergamino. Si lo coges tendrás que enfrentarte a varias gárgolas antes de salir de allí. Recuerda que ahora no controlas al mismo personaje del Acto I, por lo tanto no tendrás tu inventario (aunque las técnicas aprendidas por nivel las conservas y podrás aprender las nuevas).

Después, vuelve a la derecha y ahora sube por la pared usando los salientes que hay en ella. Arriba encuentras un esqueleto, antes de poder seguir subiendo del mismo modo. Para llegar arriba del todo (donde hay un pergamino) tienes que usar un punto de rápel con tu arma (Castigo Oscuro, una versión oscura de la Cruz de Combate).

Ahora sigue a la izquierda, derrota a los enemigos y baja por el extremo izquierdo. Sigue bajando hasta que puedas usar el Castigo Oscuro para colgarte de otro punto de rápel. Pasa al lado derecho y desciende un poco para volver a usar otro punto de rápel. La salida está a esta altura en el lado izquierdo.

Cadena de las torres

Avanza por el único camino posible hasta llegar a un gran enemigo. Es bastante rápido y no te permitirá saltar por encima de él. Además, sus golpes te restan mucha energía, por lo tanto, en poco tiempo conseguirá derrotarte y te lanzará ardiendo por el acantilado.

Mientras cae, a lo lejos se puede observar como un ascensor sube con Simon en su interior. Caerás al agua y podrás bucear por allí. Alucard no necesita respirar bajo el agua, por lo tanto, puedes permanecer el tiempo que quieras allí abajo. Aprovecha para investigar por allí y encontrar un pergamino y una ficha del bestiario (a la izquierda). Después ve al extremo derecho para encontrar la salida de esta zona de agua y entrar en la mina abandonada.

Mina Abandonada

Una vez en la mina, ve a la derecha, sube para salir del agua y rellena tu energía en la fuente que ves a la izquierda. A continuación, sube por los salientes de la pared y continúa a la derecha. Llegas a una amplía sala dentro de una cueva donde unos murciélagos te otorgan el poder “Proyectil murciélago”.

Sigue a la derecha hasta llegar a un ascensor, úsalo para bajar de piso. Allí aparecen nuevos enemigos, derrótalos para poder seguir a la derecha y bajar a una zona de agua.

Buceando encontrarás un pergamino abajo del todo. Si vas a la derecha encontrarás también una ficha del bestiario. Sal del agua y vuelve a usar el ascensor para subir.

Ahora ve a la derecha y llegas a una zona con una plataforma de madera que sube y baja. Si saltas a ella y sigues por arriba sin bajar al suelo, puedes llegar a otra plataforma igual. Deja que te suba para encontrar un pergamino.

Después baja y verás palanca que puedes activar para abrir una puerta. Al hacerlo aparecen enemigos que impedirán que lo hagas (la palanca hay que presionarla varias veces para abrir la puerta).

Derrota primero a los enemigos y después abre la puerta.

Sigue a la derecha en cuanto se abra la puerta y encontrarás una fuente de vida, y a continuación, otra zona con agua. Vuelve a bucear y ve a la izquierda para encontrar un pergamino. Ten en cuenta que en esta zona hay enemigos eléctricos bajo el agua, y te dañarán si te tocan. Ve a la derecha y allí encuentras un pasillo que te lleva fuera del agua. Tienes que subir por otro pasillo vertical donde hay ráfagas de fuego mientras subes y te disparan bolas de fuego al subir.

Arriba ve a la izquierda, derrota a los enemigos voladores y podrás subirte a una vagoneta. Si te fijas, verás debajo de ella una ficha de bestiario. Mueve un poco la vagoneta y déjate caer para cogerla. Caerás a la zona anterior de agua que acabas de pasar.

Después regresa hasta la vagoneta y ahora cruza al lado izquierdo (usa la protección de alguno de tus espíritus para no ser dañado por los enemigos mientras mueves la manivela). Ahora encontrarás un ascensor, sube en él y llegarás a otra fuente de vida. Más a la izquierda hay enemigos voladores y surtidores de fuego en el suelo. Debes derrotar a los primeros para que el fuego se quite y puedas pasar. Si sales por la izquierda entrarás en la cocina.

Cocina

Ya en la cocina, salta el agujero que encuentras y sigue a la izquierda para coger una ficha del bestiario (también verás un caballero muerto, pero no puedes llegar a él de momento). Después baja por el agujero que has saltado anteriormente y ve a la izquierda. Tendrás que derrotar a dos enemigos antes de poder subir por el siguiente hueco que encuentras. Arriba, ve a la derecha para encontrar el pergamino que viste anteriormente.

Ahora continúa hacia la izquierda, de nuevo aparecerán más enemigos y después de ellos otro conducto que sube. Sin embargo, por este no puedes subir de momento, necesitas una nueva habilidad que todavía no has aprendido. Sigue a la izquierda hasta llegar a una zona donde puedes bajar por la pared. Abajo encuentras dos caminos cortados (y también hay un pequeña zona de agua). Sube por el extremo izquierdo de la pared para volver a subir.

Ahora salta a la derecha para subir a la plataforma que hay allí y mueve la palanca que encuentras. Así subirá el agua en la parte de abajo.

Vuelve a bajar y bucea para llegar a la sala que antes se encontraba vacía (abajo a la izquierda). Ahora podrás alcanzar la parte alta de esa sala para encontrar un cofre que aumenta la cantidad máxima de munición que puedes llevar.

Vuelve arriba, ve a la izquierda, rellena tu energía y avanza un poco más donde vas a encontrar a unos pequeños jorobados que te lanzarán un extraño líquido azul.

Esto hará que descubras una nueva habilidad, la forma de niebla. Con ella podrás atravesar rejas y puertas con barrotes, además de esquivar a los enemigos.

Enfréntate a los enemigos que te han tirado el líquido, te atacan en grupo y se cubren con un escudo. Golpéales hasta que veas que se cubren y entonces atraviésales con el nuevo poder para seguir golpeándoles por detrás.

Al derrotarle tienes una fuente de magia (y si retrocedes una de vida). Después ve a la izquierda y atraviesa la puerta que está cerrada usando tu poder de la niebla. Así podrás continuar avanzando. Tienes dos caminos, por abajo el camino está cortado (solo llegas a una fuente de magia), así que sigue por arriba hasta que no pueda subir más (dejarás atrás un camino a la izquierda). Allí arriba hay un pasillo a la derecha, en él encuentras más enemigos que puedes derrotar y a la derecha del todo encuentras un nuevo pergamino.

Ahora retrocede un poco y ve por el camino que dejaste a la izquierda cuando subías. A la izquierda del todo, pasando por debajo de un conducto por el que subirás enseguida, y caminando agachado por debajo de un estrecho pasillo, encuentras otro pergamino. Cógelo y a continuación sube por el pasillo que has dejado, arriba verás una ficha del bestiario a tu derecha, pero está detrás de un muro que no puedes atravesar.

Continúa subiendo y arriba verás una puerta cerrada a la derecha (todavía no puedes abrirla), y un camino a la izquierda para llegar al teatro.

Teatro

Una vez en el interior del teatro tendrás que mover unos bloques (cada uno con unas características propias) para abrir el camino y poder continuar. Primero tira del bloque del que sale aire (lo ves nada más entrar). Déjalo en medio para saltar sobre él y poder subir. A continuación mueve el bloque con el imán para atraer al que está arriba y lograr que pulse un interruptor en el suelo. Después podrás subir por la trampilla que se ha abierto.

Después colócate sobre el bloque con el dibujo de la pesa (el que has movido con el imán) y salta desde él a la derecha para seguir subiendo. Arriba empuja el bloque de fuego a la derecha para quemar la mano del muñeco. A continuación usa el siguiente bloque con la pesa, para seguir subiendo a la izquierda. Entonces podrás colocar un bloque que expulsa aire bajo unas tuberías azules.

El aire empujará a otro bloque que presionará un interruptor. Sube y pasa por la puerta que se ha abierto al activar dicho interruptor. En este punto podrás ver s Simón enfrentándose a varios enemigos. Decides bajar hasta él, y para ello tendrás que solucionar un puzle con varias cajas que puedes empujar.

En este momento puedes cambiar el punto de vista, para ello tienes que tocar el pequeño icono que hay en la pantalla de abajo, justo en el centro de ella, en la parte superior. Así podrás tener una visión general del puzle o acercarte a los elementos de él. Para completarlo, tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Mueve la palanca del centro (llegas a ella apartando la caja de la pesa) para que los brazos mecánicos eleven la caja de la pesa.
  • Arrastra la caja de fuego hasta el extremo derecho y quema la mano del muñeco que hay allí.
  • Así caerá el bloque que expulsa aire, llévatelo al lado izquierdo y úsalo para llegar a un saliente y poder alcanzar la parte superior.
  • A continuación tira de la caja del imán para colocarla en el punto que pueda cogerla la mano mecánica.
  • Ahora mueve la palanca para bajar la caja del imán hasta el piso inferior y después coloca la caja del peso en el primer piso. Al estar el imán bajo la pesa, podrás arrastrarla para que pulse el interruptor que se encuentra allí (se abrirá una trampilla bajo la palanca).
  • Sube el bloque de fuego con el brazo mecánico de la derecha hasta el piso superior.
  • Por último, solo te queda colocar el bloque que expulsa aire bajo la trampilla del centro (que se abrió al presionar el interruptor con el dibujo de la pesa).

Así lograrás que el aire se cuele por las tuberías azules y empuje el bloque de fuego hasta la mano de arriba.

Así podrás bajar y encontrarte con Simón, pero decides irte enseguida. Sigue a la derecha y entrarás en la terraza.

Terraza

Ve hacia la derecha y encontrarás un gran ascensor, úsalo para subir, pero antes de lograrlo aparecerá un gran enemigo (el raptor) que cae sobre ti y hace caer el ascensor. Ya te cruzaste anteriormente con este enemigo y acabó tirándote al fondo de un precipicio cubierto en llamas. Ahora tendrás que derrotarle.

Comenzará atacándote intentando morderte, usa tu movimiento para esquivar hacia atrás rápidamente. Mientras veas que se encuentra a una distancia suficiente, golpéale con tu ataque repetidamente.

En cuanto veas que intenta atacar, esquívale hacia atrás y si no te da tiempo a escapar, puedes usar el movimiento especial en forma de niebla para atravesarle y atacar por su espalda rápidamente mientras se gira.

Otro ataque que haces el voltearse rápidamente para golpearte con su cola. En cuanto veas que gira, salta para esquivar su ataque.

Cuando empieces a rebajarle su energía, lanzará unas crías para que te ataquen ellas. Puedes derrotarlas con tu látigo, pero intenta que no te rodeen y mantente alejado del raptor adulto para evitar sus ataques mientras terminas con las crías.

También soltará unas pequeñas cápsulas, que explotan al poco tiempo, dañándote si te encuentras junto a ellas. Aléjate en cuanto las veas caer al suelo.

Cuando hayas logrado quitarle aproximadamente un cuarto de energía al enemigo, se quedará en el suelo quieto recuperando energía. En ese momento puedes usar tu látigo para agarrar el extraño artilugio que cuelga del techo y tirar de él pulsando el botón Y repetidamente.

Así lograrás que parte del líquido que contiene, caiga sobre el enemigo haciéndole perder bastante energía. Se levantará muy enfadado y se lanzará a por ti para tragarte.

Cuando ocurra, presiona repetidamente el botón B para escapar de él.

Después continuará la pelea del mismo modo que antes. Sin embargo, ahora hará nuevos movimientos, como correr de un lado a otro de la pantalla para comerte (si lo logra recuerda que debes escapar presionando el botón B). Para evitar que ocurra corre hasta el extremo opuesto o usa el movimiento de la niebla.

No olvides que no puedes saltar sobre él, las crías que aparecen de su cuerpo lo evitarán. Solo puedes colocarte a su espalda usando el movimiento especial de la forma niebla.

Cuando consigas quitarle la mitad de su energía, el enemigo subirá al piso superior y desde allí te atacará lanzando más cápsulas explosivas. Muévete de un lado a otro para esquivarlas y espera a que baje de nuevo para seguir atacándole.

Cada vez que consigas rebajar su energía considerablemente, caerá al suelo para recuperarse. Debes aprovecharlo para volver a tirar del artilugio del techo con tu látigo. Cuando lo hagas tres veces acabarás por quitarle toda su energía.

Sin embargo, todavía no habrás acabado con él, ahora te arrastrarás hacia un agujero que termina fuera del castillo. Para evitar caer con él, debes presionar los botones que aparecen en pantalla rápidamente (Y, X) y sin equivocarte.

Si lo haces correctamente caerá él solo y tú recibirás las garras sombrías, con las que podrás agarrarte a las paredes y saltar de una a otra. Ahora sube al piso superior por el hueco de ascensor usando tu nueva habilidad. Antes de ir a la izquierda, arriba puedes coger una ficha del bestiario.

Continúa a la izquierda para entrar en la sala del reloj.

Sala del Reloj y Fábrica de Juguetes

Nada más entrar en la sala del reloj encontrarás una palanca en el lado izquierdo para abrir la puerta que está al lado. Allí verás un gran reloj y unas plataformas en las que se producen descargas eléctricas. No puedes subir por ellas, ve bajo el reloj y acciona la palanca en forma de cruz. Entonces aparecerán unos enemigos y tú te transformarás en un hombre lobo.

Con la forma lobo podrás abrir las puertas cerradas que te has ido encontrando durante este segundo acto. Ve a la derecha sube a la puerta que hay allí y ábrela de este modo.

Así podrás continuar a la derecha, lo primero que encuentras es un pergamino. Cógelo y cruza al lado derecho usando el látigo en el punto de rápel del techo. Aquí puedes rellenar tu energía en una fuente antes de salir de la sala y entrar en la fábrica de juguetes.

Fábrica de juguetes

Lo primero que vas a encontrar en la fábrica son varios muñecos. Acaba con ellos para que desaparezcan las barreras que te impide continuar a la derecha. Usa el ascensor que hay después y continúa a la derecha cuando estés arriba (verás que hay unos salientes sobre ti, pero no puedes llegar a ellos desde aquí). Sigue a la derecha y vas a encontrarte con varias plataformas que suben y bajan y unas trampillas que se abren al pisarlas. Sube por la primera plataforma y déjate caer por la trampilla que se abre para llegar a un pergamino.

Vuelve a subir (saltando el agujero de la izquierda y volviendo a la plataforma que subía), para continuar a la derecha. Tendrás que esquivar las descargas eléctricas (puedes perder toda la energía con un par de descargas) y llegarás a una pared donde puedes usar tus garras para subir. Hay dos descargas en este pasillo, así que ten cuidado a la hora de saltar. Una vez arriba encuentras a la derecha otra puerta que puedes abrir con forma de lobo.

Pasa sin que te dé el gas que sale de las figuras de la pared y encontrarás un cofre que contiene un aumento de la cantidad máxima de vida.

Ahora ve a la izquierda sin caer por ningún agujero, de nuevo tendrás que pasar entre descargas eléctricas con cuidado de no ser dañado por ellas.

Después sube por un pasillo vertical (con cuidado del gas que sale de la figura de la pared) y verás a la izquierda un caballero muerto con otro pergamino. Cógelo y regresa a la derecha (puedes bajar donde se encuentra el pergamino y volverías al comienzo de la fábrica, pero de momento no necesitas regresar).

Siguiendo hacia la derecha vas a llegar a una gran sala, hay una trampilla en el suelo que se abre al pisarla y un punto de rápel en el lado derecho.

Salta desde la trampilla para engancharte en él con tu látigo y después presiona el botón B para romper la cristalera y poder continuar.

Así entrarás en el Taller del juguetero.

Taller del juguetero

Avanza hasta el extremo derecho y recoge un pergamino. Regresa un poco hacia atrás para poder usar el látigo en un punto de rápel y subir.

Nada más subir tienes una fuente de vida, por arriba verás unos extraños railes, pero de momento no puedes usarlos. Ve a la derecha escalando por la pared derecha esquivando la electricidad.

Una vez arriba, sigue a la derecha y llegarás al cronómetro. Con este artilugio podrás parar el tiempo y ralentizar los movimientos de los enemigos y objetos durante unos segundos.

Ahora regresa por donde has venido hasta el inicio del taller (en el pasillo de entrada aparecerán varios enemigos que debes derrotar). Después regresa a la fábrica de juguetes.

Fábrica de juguetes

Cuélgate con tu látigo y ve hacia abajo, verás que hay más camino a la derecha, sigue hacia allí. Aquí encontrarás una jaula que esconde tras ella un cofre. Mueve la jaula para poder abrir el cofre que te da un aumento de tu cantidad máxima de magia.

Ahora sigue todo recto a la izquierda (con cuidado de la electricidad) y regresarás a la sala del reloj.

Sala del reloj

Ahora que tienes el cronómetro en tu poder, podrás usarlo (con el botón A y gastando munición) para ralentizar el tiempo en esta sala. Aprovecha los segundos durante los que dura el efecto para subir por las plataformas electrificadas cuando la electricidad no esté.

Así podrás llegar a la parte superior y volver a activar la cruz que antes estaba en el piso de abajo. Ahora conseguirás un nuevo poder, la cruz de combate imantada. Ahora podrás usar el sistema de raíles magnéticos que has visto en el taller.

Pruébalo aquí mismo, a la derecha de esta sala. Colócate bajo ella y presiona el botón R para engancharte a él.

Ve hacia la derecha y pulsa R al final para bajarte del raíl (si el camino se acaba no es necesario apretarlo). Allí volverás al taller del juguetero de nuevo.

Taller del Juguetero / Motor del Carrusel

Ahora estás en otra zona del taller, avanza hacia la derecha y sube saltando por la pared gracias a tus garras.

Arriba te cerrarán el camino y tendrás que derrotar a varias marionetas macabras para poder continuar a la derecha. A continuación, espera que baje una plataforma para poder subir hasta un raíl magnético.

Sigue a la derecha y pulsa el botón R mientras pulsas en el botón deslizante la dirección hacia la derecha para saltar de un raíl al siguiente. Tienes que hacerlo justo en el momento en el que el rayo que hay en medio haya desaparecido.

Repite el mismo movimiento hasta llegar al final del recorrido. Allí puedes rellenar tu energía en la fuente antes de continuar. Sube al raíl que hay arriba y continúa a la derecha. Cuando te bajes de él, salta a la pared derecha y ve hacia arriba (llegas donde estaba elcronómetro). Ahora ve a la derecha y verás el transportador rojo accesible. Continúa a la izquierda por encima del raíl que encuentras. Así llegarás al motor del carrusel.

Motor del carrusel

Nada más entrar en el motor tendrás que derrotar a unos jorobados con un escudo. Después sube por la pared izquierda. Ahí verás una puerta cerrada que se abre con la forma lobo. Detrás encuentras un cofre que aumenta la cantidad máxima de magia.

Has llegado al corazón del carrusel, justo en este momento Simón está atrapado en él. Debes solucionar el puzle para desactivar el mecanismo. Si consigues parar el carrusel, ayudarás a Simón. Del mismo modo que en el puzle anterior, ahora podrás cambiar de vista si quieres. Nada más llegar la sala se encuentra en la siguiente situación.

Puedes mover dos palancas en la zona central, cada una hace que suban o bajen unas determinadas esferas de cristal. También puedes empujar las esferas de cristal. Tienes que mover una vez la palanca de la derecha y después la de la izquierda. Tendrás que empujar todas las esferas para colocarlas como en siguiente foto.

Cuando consigas colocar los elementos así, se abrirá la puerta de salida y podrás encontrarte con Simón.

Después de hablar con él estarás en la sala de resurrección. Si regresas en el ascensor al Motor del carrusel encontrarás un nuevo pergamino. Después tendrás que volver a usar el ascensor.

Sala de Resurrección

Acabas de llegar a esta sala en un ascensor. Tienes una fuente de magia a la izquierda y otra de vida un poco más adelante a la derecha. Sigue a la derecha y encontrarás en el pasillo un caballero muerto con un pergamino.

Continúa más a la derecha y llegarás a una gran sala con un rail magnético en el techo. Aquí va a aparecer un gran enemigo al que debes derrotar, Lord Daemon. Para esquivarle, salta y presiona R para engancharte al rail magnético.

Muévete de un lado a otro para intentar no estar encima de él, así no podrá alcanzarte. Espera a que ataque (y termine saltando) para soltarte y golpearle en ese momento. Puedes dañarle con cualquier ataque, pero es recomendable que uses uno rápido (por ejemplo dejar el botón Y apretado) junto a él y salir corriendo antes de que pueda contraatacar.

También puedes esperar al momento en el que lance el rayo en horizontal para colgarte del rail, soltarte tras él y atacarle del mismo modo. Cuando lance el rayo en vertical (irá bajando hacia el suelo). Mantente en el suelo sin saltar y sin acercarte mucho a él, así no te dará. Justo cuando desaparezca el rayo podrás acercarte para atacarle.

Lo principal para que él no te alcance con sus ataques es no quedar cerca de él, porque cuando empieza a realizar sus ataques sin rayos, puede dañarte con la cola. Mantente alejado de él, sube al rail para alejarte y que no te acorrale en una esquina, y espera tu momento para atacar (justo después de cada ataque suyo).

Cuando le hayas quitado una buena parte de su energía, conseguirás que huya al fondo de la sala. Allí recuperará energía, mientras dos artefactos en los laterales de la sala mueven unos rayos que tendrás que esquivar. Para ello corre por debajo de cualquiera de ellos y después usa el rail magnético para rodearlo por arriba y caer en el centro.

Sin embargo, si solo los esquivas el enemigo volverá a aparecer con más energía y te resultará imposible vencerlo. Para lograrlo tienes que aprovechar el momento en el que se recarga de energía. En el tiempo en el que los rayos giran, debes acabar con los artefactos que los crean. Para ello acércate rápidamente a uno de ellos y usa tu ataque más rápido para golpearle sin cesar. Puedes usar el cronómetro para ralentizar el tiempo y conseguir dañarle más rápidamente.

No te dará tiempo a romper los dos de una sola vez, pero sí podrás terminar con uno de ellos y conseguir que el enemigo no rellene su energía del todo.

Al volver al combate, el enemigo lanza una onda expansiva de la que puedes cubrirte si presionas el botón L y lo dejas presionado hasta que pase. Vuelve a repetir los pasos de la primera parte del combate hasta que huya de nuevo al fondo y tengas la oportunidad de volver a destruir el artefacto que queda en funcionamiento.

Cuando hayas conseguido acabar con los dos, el enemigo intentará acabar contigo de otro modo. Intentará aplastarte con una de las paredes electrificadas. Si no presionas lo suficientemente rápido el botón Y no podrás liberarte y morirás.

Si lo haces bien te soltarás y pasarás a un enfrentamiento cara a cara contra el enemigo, ya sin railes a los que agarrarte. Acércate y usa tus movimientos más rápidos para dañarle.

Para alejarte lanzará una onda expansiva, cúbrete con el botón L presionado y ve acercándote poco a poco a él hasta poder atacarle.

Cuando consigas acabar con su energía se iluminará y podrás agarrarle con el botón R.

En este momento pasarás a la última secuencia de movimientos para acabar con él. En ella tendrás que presionar primero el botón Y en el momento justo.

Después el mismo botón repetidamente para evitar que te arrastre.

Si lo haces bien conseguirás acabar con él definitivamente y tú saldrás volando con las alas demoniacas que consigues en este preciso momento.

Ahora podrás hacer un doble salto presionando el botón B (puedes saltar una segunda vez cuando te encuentres en el aire) y también planear después de un salto (dejando el botón B presionado).

A continuación, puedes coger una ficha del bestiario si vas a la izquierda y subes para salir de la sala. Según comienza el pasillo puedes encontrarla pero para alcanzarla debes usar el doble salto o no la alcanzarás.

Ahora ve hacia la derecha (recuerda que a la izquierda tenías dos fuentes, de vida y magia, si las necesitas). En el lado derecho encuentras un ascensor para ir a la torre del vampiro. Debes utilizarlo, pero antes mira tras él porque encontrarás un cofre que te da un aumento de tu capacidad máxima de vida.

Torre del Vampiro y Entrada al Trono

Una vez en la torre, dirígete a la derecha pasando por un gran salón hasta llegar a una gran puerta cerrada. No puedes abrirla pero puedes saltar y pasar por un hueco que hay sobre ella.

Después podrás subir por la pared de la izquierda. En el lado derecho verás una reja que puedes atravesar con la forma niebla.

Sigue hacia la derecha (saltando encima de la lámpara) y en el extremo derecho verás un pasillo lleno de bolas de fuego. Entre ellas hay una ficha del bestiario. Puedes usar el cronómetro para que te sea más fácil pasar entre ellas y cogerlo.

Continúa a la derecha y cruza con el punto de rápel para alcanzar una puerta que se puede abrir en forma de lobo. Pasando por allí encuentras un cofre con un aumento de la cantidad máxima de munición.

Regresa sobre tus pasos y cuando llegues al extremo izquierdo continúa el camino hacia arriba. Sube hasta el siguiente piso (realmente no hay más camino) y salta a la derecha (recuerda que ahora tienes un doble salto y puedes planear). Así llegarás hasta una fuente de vida y una palanca. Muévela para abrir la puerta que está justo al lado y entra en la siguiente sala.

Ahora verás numerosos cuadros en las paredes y una gran cabeza de elefante, y en cuanto avances un poco aparecerá un nuevo enemigo. Tiene alas que le permiten volar y cuenta con una espada que la usa tanto para atacar como para defenderse.

Usa las técnicas que has aprendido para golpearle repetidamente en cada ataque. Si se está cubriendo no insistas en atacar y aléjate para volver a intentarlo cuando tenga la guardia bajada.

Al derrotarlo aparece otro más, y tendrás que derrotarlo también para que se abra el camino. Tú también puedes cubrirte para evitar sus golpes con la espada. Hazlo para que se quede desprotegido y puedas contraatacar. Ten cuidado si te agarra, porque si no presionas rápidamente el botón B, te cortará la cabeza y tendrás que regresar a la entrada del salón. Si usas tu látigo con el botón R cuando está brillante podrás acabar con él definitivamente y podrás continuar avanzando a la derecha.

En el extremo derecho, verás un cofre bajo el suelo que no puedes coger desde aquí (de hecho ya lo cogiste pasando por el pasillo con llamas de fuego si has seguido la guía). Sigue hacia arriba y verás una puerta cerrada con una palanca detrás de ella. Tampoco puedes acceder a ella desde aquí, así que cuélgate en la cuerda que hay más arriba y sigue a la derecha.

Sube por la pared derecha hasta arriba del todo (de momento no uses el punto de rápel que ves porque tampoco puedes seguir a la izquierda desde ahí). Continúa subiendo por las escaleras para llegar a la entrada al trono.

Entrada al trono

Ve a la izquierda y enfréntate a más ángeles oscuros. Más a la izquierda hay una gran puerta que no puedes abrir, pero tienes un punto de rápel sobre ella para poder usar tu látigo y así subir a la parte superior de la sala.

Una vez arriba, continúa a la derecha y al llegar al final del recorrido puedes bajar por un hueco para encontrar un cofre. Ábrelo y recibirás un aumento de la cantidad máxima de munición.

Sube por la pared usando tus garras y continúa el camino hacia arriba. De nuevo te cerrarán las salidas y tendrás que derrotar otro ángel negro. Después verás la puerta de entrada al trono, pero está cerrada y se abre con dos orbes que tienes que encontrar y colocar aquí.

Sube por el lado izquierdo y una vez colgado arriba del punto de rápel, presiona el botón B para romper la cristalera y pasar al lado izquierdo. Allí tendrás que derrotar de nuevo a un ángel oscuro y, a continuación, podrás continuar el camino hacia la izquierda bajando las escaleras. Antes, puedes saltar desde la cristalera rota para coger en el aire una ficha del bestiario.

Baja las escaleras y salta a la pared de la izquierda para alcanzar un pergamino (usa tus alas si no llegas de un solo salto).

Después continúa bajando y usa la forma niebla para atravesar la reja que hay más abajo.

Ahora vas a encontrarte con gárgolas, derrótalas mientras continúas hacia la derecha. Si saltas el gran hueco que hay en el suelo llegas a una palanca que abre la puerta que está al lado. Esta puerta comunica esta sala con la zona izquierda. A continuación, baja a la parte inferior de la sala.

Allí abajo hay más enemigos, en cuanto puedas ve a la izquierda y usa la forma de lobo para abrir la puerta que se encuentra cerrada allí. Sigue a la izquierda para entrar en la Torre del vampiro de nuevo, aunque por otra zona que no has estado todavía.

Torre del vampiro

Ve a la izquierda usando el látigo en el punto de rápel y baja por la pared izquierda. Ahora verás dos caminos, si vas por el pasillo estrecho que sale hacia la derecha encuentras un cofre que contiene un aumento de la magia.

Después baja por el lado izquierdo, donde están las paredes que puedes subir con garras.

Baja hasta abajo del todo (no hay más camino antes) y allí ve hacia la derecha. Verás que te encuentras en la gran sala donde estuviste anteriormente, solo que ahora por la parte superior. Ten cuidado con el primer tramo de suelo porque se cae según lo pisas (y tendrías que dar toda la vuelta para volver a subir). Salta y vuela con tus alas para poder coger una ficha del bestiario.

Sigue todo el camino a la derecha por allí arriba con cuidado de no caerte (puedes usar un punto de rápel y tus alas para planear). En el extremo derecho hay una palanca que conecta los railes magnéticos que hay arriba. Empújala y después úsalos para subir.

Sigue el camino enganchado en él hasta el lado izquierdo y después continua en esa dirección. Vas a encontrar un pergamino en el extremo izquierdo. Allí tienes otro rail, úsalo para continuar avanzando.

Arriba, encuentras una fuente de magia y una palanca. Muévela y abrirás la entrada a la sala que hay al lado (y que contiene el primer orbe). Sin embargo, la sala no se abre por el lado en el que te encuentras, sino por el contrario. Así que de momento no puedes cogerlo y debes regresar usando de nuevo el rail.

Regresa al primero de los dos railes y desde él salta a la puerta que hay a la derecha (suéltate pulsando R y enseguida pulsa B y déjalo apretado para alcanzar la repisa).

Usa la forma lobo para abrir la puerta y abrir el camino. Así comunicarás esta zona con la primera parte de la torre (por donde ya pasaste anteriormente). Sube un piso, engánchate con el látigo en el punto de rápel y salta al lado izquierdo.

Después sigue a la izquierda planeando gracias a tus alas y alcanzarás la puerta que viste anteriormente desde el otro lado. Ahora sí podrás coger el primero de los orbes, sin embargo, el segundo no se encuentra en esta sala.

Aquí puedes mover otra palanca para abrir la puerta de la izquierda, a continuación sal por ahí y continúa a la izquierda saltando sin usar el rail magnético y pasa por la puerta que también se ha abierto (con esto ya tienes toda la zona comunicada sin puertas cerradas).

Ahora tienes que regresar a la sala de resurrección usando el ascensor que te trajo a esta zona. Si no recuerdas como se llega a él, mira el mapa de la pantalla inferior. Después usa el siguiente ascensor para llegar al motor del carrusel y desde ahí podrás volver a entrar en el taller del juguetero. Cruza con el rail magnético y llegarás a un teletransportador. Úsalo para viajar al teatro.

Teatro

Según llegas al teatro, ve a la izquierda y baja a la parte inferior. Continúa por la derecha y sigue bajando hasta entrar en la cocina

Cocina

Aprovecha para ir a la puerta que se abre con la forma lobo y conseguir un aumento de la cantidad máxima de magia. Después baja hasta donde se encuentran las fuentes de magia y cruza una reja con la forma niebla.

Derrota a los jorobados y sube a una plataforma que se encuentra bastante alta (puedes llegar con el doble salto).

Mueve una caja que hay a la derecha hacia la izquierda para poder alcanzar un rail magnético más arriba. Desde él podrás llegar al lado izquierdo de esta sala, donde se encuentra un jorobado muerto con el orbe en su mano. tendrás que presionar el botón B repetidamente para quitárselo.

Una vez que tengas el segundo orbe tienes que regresar a la Entrada al trono. Sigue el mismo camino que antes (pasando por el teatro, usando el teletransportador y recorre la torre del vampiro hasta llegar arriba del todo).

Entrada del trono

Vuelve a subir hasta la gran puerta de entrada y coloca los dos orbes en su lugar correspondiente para abrir la puerta de entrada al trono.

Salón del Trono

En este momento estarás en el Salón del trono junto a Simon y Drácula (Gabriel).
Después de una pequeña introducción tendrás que enfrentarte junto a Simon contra Drácula.

Simón se mueve y ataca de manera automática y recibirá golpes, pero realmente no puede ni caer muerto, ni causar daño. Tu objetivo es acabar con Drácula. Este se defenderá con diversos ataques especiales, el primero es un gran golpe al suelo que crea una gran llamarada de fuego en todo el suelo. La única forma de esquivarlo es saltar cuando veas que va a hacer el ataque y estar en el aire mientras el fuego pasa.

Para atacar, hazlo con cualquier técnica que hayas aprendido y manejes bien. Usa el ataque con el botón X (y sus combinaciones), ya que él se mueve por el aire y rápido. Así conseguirás acertarle.

Otra forma que tiene Drácula de atacar es lanzar numerosas bolas de fuego en todas direcciones. SI te encuentras cerca de él te será difícil de esquivar, pero puedes cubrirte si las ves venir.

Cuando le hayas quitado un cuarto de energía aproximadamente, Simón caerá al suelo sin conocimiento y te quedarás solo en la lucha contra Drácula. Ahora, además, hará un nuevo ataque que consiste en lanzarse en horizontal hacia a ti. Puedes esquivarlo si saltas por encima de él.

Sigue atacándole con tus mejores ataques. Cuando se pose en el suelo puedes intentar los ataques (con X o Y) que ejecutan varios golpes seguidos (aunque muchas veces verás que se cubre y te resultará inútil).

Cuando hayas conseguido rebajar su energía a la mitad, Simón se levantará y él se sentará en el trono. Simón se levanta envuelto en una extraña niebla negra. Ha caído bajo una maldición de Drácula y luchará contra ti. Sin embargo, Alucard sabe que Simon no actúa por su propia voluntad y decide no atacarle.

Si aprietas cualquier botón de ataque verás que Alucard solo dice que no quiere hacer daño a Simón. La única manera de vencerle sin dañarle es intentar despertarle.

Paro ello debes cubrirte, pero justo en el momento en el que él te ataque, para poder desestabilizarle sin golpearle.

Si lo haces bien, podrás agarrar a Simon y tendrás que presionar el botón B rápidamente para intentar acabar con la maldición que se ha apoderado de él. Tendrás que repetir esta técnica varias veces para lograr liberarle de ella.

Al lograrlo, Dracula volverá a levantarse y te atrapará con un poderoso rayo rojo. Tienes que presionar el botón B rápidamente para poder librarte y volver a la batalla contra él (a la que se ha vuelto a sumar Simón).

Continúa atacando a Dracula sin descanso hasta lograr rebajar su energía por completo.

Para terminar el combate, tendrás que perseguir a Dracula ya que desaparece y aparece en diferentes lugares. Para lograrlo con éxito debes pulsar el botón B en el momento justo cada vez que cambie de localización.

Si lo haces bien (si no es así, tendrás que repetir toda la secuencia de nuevo), conseguirás agarrarle por la espalda. Para que no se escape tendrás que pulsar el botón R y mantenerlo así hasta que Simón se acerque.

Si pulsas el botón Y en el momento que te lo indican, conseguirás que Simón clave la cruz en el corazón de Drácula y termine con el combate.

Sin embargo, hay algo que no deja satisfecho a Alucard. ¿Realmente ha desaparecido Drácula? En este momento termina el acto II y comienza el acto III en el cual controlarás a Trevor 30 años antes de estos sucesos.

~Acto III – Trevor~

Entrada al Castillo y la Iglesia Maldita

Te encuentras en el año 1073. Trevor ha tenido que dejar a su esposa e hijo de seis años (Simon) solos en casa.

Se dirige al castillo de Drácula para acabar con él, siguiendo ordenes de la Hermandad de la Luz.

Entrada al castillo

Comienzas la aventura con Trevor en la entrada del castillo. Recuerda que mantendrás el nivel adquirido en los actos anteriores, pero no el inventario.

Avanza hacia la derecha y encontrarás unos esqueletos, tus primeros enemigos aquí. Después de derrotarlos sigue en la misma dirección hasta que un gran enemigo armado con una maza te corte el camino.

Tendrás que derrotarle para poder seguir adelante, para ello golpéale y huye antes de que contraataque. No permanezcas cerca de él mucho tiempo ya que te empujará o golpeará con su maza.

Si te mantienes a cierta distancia de él te lanzará la cadena, pero puedes esquivarla saltando y aprovechar cuando la recoge para atacarle.

Una vez derrotado, podrás seguir avanzando a la derecha y encontrar un pergamino y una fuente de vida. Continúa en la misma dirección para llegar a la Iglesia maldita.

Iglesia maldita

Ve al extremo derecho para encontrar una extraño objeto que emite luz morada.

Acércate a él y examínalo para encontrar un nuevo objeto para tu inventario, el Búmeran.

Al conseguirlo aparecen varios enemigos voladores. Acaba con ellos usando tu nueva arma (o la cadena de tu cruz de combate si te resulta más sencillo). Al derrotar al último, verás como automáticamente Trevor lo lanza hacia una cornisa y esta queda rota.

Aprovecha para subir por esta cornisa rota a la que antes no llegabas (ten en cuenta que Trevor tiene la habilidad de realizar un salto doble).

Después ve usando la cruz de combate para ir pasando de punto de rápel en punto de rápel hacia la derecha (y posándote sobre las lámparas). En el camino vas a encontrar una plataforma con un pergamino. Tienes que llegar al extremo derecho de la iglesia sin caerte. A continuación, tendrás que usar el punto de rápel que hay arriba para seguir el camino subiendo hacia la izquierda (te podrás posar en la parte superior de la lámpara).

Desde allí llegarás a un saliente en el lado izquierdo donde puedes agarrarte para seguir subiendo. Por último, podrás saltar al lado derecho (apoyándote en la parte superior de la lámpara) para llegar hasta una rueda que puedes mover.

Al hacerlo conseguirás que la lámpara caiga al suelo abriendo un camino para poder pasar. Usa el punto de rápel del techo para bajar y después entra en la cripta a través del camino que se acaba de abrir.

Cripta

Una vez dentro de la cripta, ve hacia la izquierda para poder avanzar, bajando encontrarás una fuente de vida y un pergamino. Sigue hacia la derecha y verás en el suelo un tablón de madera que cubre un camino y más adelante un camino que sigue hacia arriba. No te preocupes ahora por ellos y llega al extremo derecho, donde verás una puerta cerrada. Necesitas abrirla para poder avanzar.

Ahora sube por el camino que había en el techo y llega arriba del todo saltando de plataforma en plataforma. Así encontrarás el cementerio.

Cementerio

A la izquierda tienes una fuente de vida y una ficha del bestiario. A la derecha encuentras varios esqueletos (alguno con escudo) y más adelante, un cofre con un aumento de la cantidad máxima de minución. Detrás ves una gran puerta, pero no puedes abrirla, así que regresa por donde has venido y baja de nuevo a la cripta

Cripta

De nuevo en la cripta, ahora ve a la izquierda y saltará desde el fondo un enemigo que rompe el tablón de madera del suelo. Derrótalo y sigue el camino que ha quedado al descubierto, hacia abajo.

Ahora ve a la izquierda y al final del camino encuentras una extraña escultura donde puedes usar magia oscura para abrir la puerta.

Sin embargo, no tienes todavía el poder de usarla, así que baja por el camino que hay en el suelo y continúa avanzando hacia la derecha por el estrecho pasillo. Así encuentras más camino para seguir bajando y descubres una amplia sala donde puedes colgarte en un punto de rápel del techo. Si lo haces, podrás cruzar al lado izquierdo, donde hay una palanca que puedes mover.

Al hacerlo abres la puerta que necesitabas abrir, pero solo por un tiempo determinado. Antes de irte de aquí, puedes bajar (donde hay varios enemigos) e ir a la derecha para encontrar un pergamino. Cógelo antes de irte (aunque tengas que volver a mover la palanca para reiniciar la cuenta atrás que cierra la puerta).

Una vez que muevas la palanca, tendrás que ir rápidamente hasta la puerta en la parte de arriba y cruzarla antes de que el tiempo termine. Al cruzarla puedes presionar otra palanca que ya dejará abierta la puerta definitivamente.

Sigue a la derecha y verás una gran estatua, puedes subir por la pared y pasar por encima de ella. Aquí arriba también puedes usar magia, esta vez luminosa, pero tampoco tienes esta habilidad todavía. Sal por el extremo derecho y entrarás en el Puente de entrada (para abrir la salida debes mover la palanca que hay justo delante).

Puente de entrada

Avanza a la derecha hasta llegar a una puerta cerrada, aquí puedes continuar el camino hacia arriba. Trevor puede Agarrarse a las paredes y saltar desde ellas como hacía Alucard. De este modo podrás llegar hasta arriba donde hay una fuente de vida (a su izquierda ves el otro lado del gran protón que ya viste en el cementerio anteriormente).

Sigue a la derecha y verás como un jorobado recoge un amuleto de un cadáver y lo lanza al agua. Así verás como es arrastrado por ella y entra en lo profundo de las minas.

A continuación, puedes continuar el camino a la derecha, pero antes de llegar a la entrada, el camino quedará cortado y aparecerá delante de ti un gran enemigo. Esta vez tiene un hacha en su poder, y no te dejará pasar hasta que le derrotes. Sigue la táctica de no mantenerte cerca de él, golpea y huye.

Cuando veas que brilla algún punto de su hacha antes de atacar, es que ese ataque es poderoso e imparable. Aléjate y ataca después de que lo realice. Si te agarra podrás soltarte presionando repetida y rápidamente el botón X. Sin embargo, si no lo haces a tiempo, te quitará toda la energía con ese movimiento.

Después de varios golpes conseguirás dañarle y cambiará sus ataques. Ahora se lanzará a por ti rápidamente, la única manera de esquivarlo es saltar dos veces seguidas por encima de él.

Aprovecha cuando haga este movimiento para dañarle, ya que al llegar al otro extremo quedará aturdido unos instantes. Al cabo de un tiempo volverá a añadir un nuevo ataque, en esta ocasión se lanzará en plancha para intentar aplastarte contra el suelo. Puedes esquivarlo rodando por el suelo (en cualquier dirección).

Ahora aprovecha para atacarle cuando esté tendido en el suelo. Así conseguirás quitarle toda su energía y se quedará brillando. Usa el botón R para atraparle con tu cadena y saltar sobre él. Tendrás que presionar el botón Y en el momento justo para terminar definitivamente con él.

Una vez derrotado, el camino quedará desbloqueado y podrás continuar avanzando hacia la derecha. Así llegarás a la gran puerta de entrada al interior del castillo. Sin embargo, todavía no podrás entrar y tendrás que regresar por donde has venido.

Según vas hacia atrás, aparecerá un enemigo desde suelo rompiendo una entrada (como ya ocurrió anteriormente en la cripta). Derrótalo y aprovecha ese camino que se ha abierto para bajar.

Ten cuidado con las cabezas que lanzan fuego y con los enemigos que aparecen según pisas el suelo.

Una vez derrotados los enemigos ve a la izquierda y podrás ver un gacho en la parte superior. Antes de usarlo para cruzar al lado izquierdo, baja a la parte inferior.

Ahí a la izquierda hay otra puerta cerrada que se abre con magia luminosa. De momento no puedes cogerla, pero ya queda poco para que la consigas. Puedes anotar esta localización en el mapa para recordarla más adelante.

Usa el punto de rápel para pasar al lado izquierdo y podrás encontrar un pergamino.

Junto al punto de rápel que has usado para cruzar aquí, puedes encontrar una ficha del bestiario (un poco más arriba). Salta para cogerlo y después usa el punto de rápel para no caer al vacío.

Ahora sigue a la izquierda pasando colgado de la cuerda horizontal (ten cuidado con el fuego, avanza a saltos cuando veas que el fuego ha cesado de salir).

En el lado izquierdo podrás subir (con cuidado del fuego de nuevo) y seguir avanzando a la izquierda.

Encontrarás otro pasillo vertical por donde puedes bajar sujeto con la cadena de tu cruz de combate.

Ya estás en el pasillo donde se encuentra tu objetivo, si vas a la izquierda encuentras una puerta cerrada que se abre con magia. A la derecha, encuentras el amuleto que necesitas en el otro extremo de un abismo. Usa la cadena en el punto de rápel del techo para cruzarlo y poder coger el objeto.

Después regresa por el mismo camino y ve por el pasillo a la izquierda para usar la magia que te ha otorgado el amuleto y poder pasar.

Así podrás regresar a la sala de la gran estatua. Ahora podrás usar la magia luminosa en ella y abrirás un camino hacia la parte de abajo.

Baja por allí y llegarás al Laberinto de la Cripta.

Laberinto y Dama de la Cripta

Según bajas puedes ir a la derecha para encontrar un pergamino.

Después vuelve a subir y sigue el camino hacia la izquierda. Allí encuentras el camino para seguir avanzando. Aparecen zombis del suelo y hay grandes pinchos en las paredes y el techo que te dañan si los tocas, así que evita saltar cuando te enfrentes a los enemigos.

Si continúas a la derecha, encontrarás una puerta cerrada que todavía no puedes abrir. Tendrás que seguir más a la derecha, pasando por encima de la puerta, para llegar a un pasillo que puedes bajar. Allí tendrás que tener cuidado con los pinchos y debes conseguir llegar a la salida que se encuentra abajo a la izquierda. Recuerda que tienes el doble salto, si te precipitas a los pinchos del fondo, puedes usar el segundo salto antes de caer en ellos.

Continúa a la izquierda y llegarás a un gran agujero. Debes dejar caerte en él para encontrar a La dama de la cripta.

La dama de la cripta

Al bajar, verás a una extraña figura femenina que se levanta. Al girarse verás que no tiene cara y te ataca nada más notar tu presencia, es la dama de la cripta.

Puedes esquivarla saltando y dañarla con tu cadena, pero se mueve muy rápido y se esconde bajo tierra, así que apenas podrás darle un par de veces en el mejor de los casos. Para lograr que se pare, tendrás que cubrirte cuando te vaya a atacar. Así conseguirás dejarla aturdida y podrás golpearla durante varios segundos.

Al quitarle un cuarto de su energía, cambiará su ataque. Ahora al salir del suelo no intentará golpearte como antes, sino que se lanzará hacia ti rápidamente sin darte la posibilidad de cubrirte. No tienes más remedio que esquivarla saltando.

Sin embargo, si logras esquivarla y falla su ataque, se quedará a tu merced y podrás golpearla del mismo modo que cuando parabas su ataque.

Así podrás quitarle la mitad de la energía. En el siguiente asalto usará sus dos ataques anteriores. La única dificultad es que los alterna aleatoriamente, por lo tanto, tendrás que estar muy atento para saber si debes cubrirte o saltar.

Si aparece justo debajo de ti, puede agarrarte. En ese caso, tendrás que apretar rápidamente el botón Y para soltarte o conseguirá acabar contigo.

Cuando le quites la energía se quedará brillando, aprovecha para agarrarla con tu cadena (presionando el botón R) y terminarás el combate. Aunque todavía no podrás cantar victoria, ya que aparecerá un bicho gigante que se lleva a la dama y al que te agarras con tu cadena. Ahora recorrerás toda la cueva colgado de él. El objetivo es no caerte y para ello tendrás que pulsar diferentes botones en el momento en el que te lo indiquen. Cuando tengas que presionar los botones L o R, debes dejar el botón correspondiente pulsado hasta que pase el peligro (no debes soltarlo).

Si consigues llegar al final del recorrido podrás acercarte a la dama y podrás acabar definitivamente con ella apretando el botón Y en el momento justo.

Así llegarás a la gran puerta que estaba en el puente de entrada. El enorme bicho se chocará contra ella dejándola abierta y podrás continuar tu camino por ahí.

Salón del Castillo

Una vez dentro del castillo, te encuentras en el salón. Avanza hacia la derecha dejando atrás la cabeza del bicho gigantesco muerto.

Enseguida encontrarás al extraño personaje que ha ido apareciendo a lo largo de todo el juego. Con Simon te iba indicando el camino a seguir y a Alucard parecía conocerle desde hacia mucho tiempo. Ahora te comunica que tu destino es fracasar en tu misión. Trevor se enfada con él y le ataca haciéndole desaparecer. Después podrás continuar avanzando.

Al seguir avanzando por el salón aparecen gárgolas que intentarán detenerte. Acaba con ellas y llega al extremo derecho. Allí está la puerta de salida, pero está cerrada y necesitas encontrar una palanca para abrirla.

En este momento verás como puedes engancharte con tu cadena en una cuerda que cuelga del techo. Desde ella podrás ir colgándote en otros puntos de rápel que hay hacia la izquierda hasta alcanzar la parte alta de la sala.

Allí arriba puedes continuar hacia la izquierda (saltando dos veces para poder pasar). Allí encuentras una caja que puedes mover hacia la izquierda para luego posarte sobre ella y poder continuar más a la izquierda. Además, al moverla dejarás a la vista un cofre que contiene un aumento de la cantidad máxima de vida.

Un poco más a la izquierda vas a encontrar un punto de rápel y justo a su lado una ficha del bestiario. Salta para cogerla y usa el punto de rápel para llegar al extremo izquierdo de la sala.

En el otro extremo encontrarás un pergamino y si sigues avanzando (agachándote o saltando según el caso) llegarás hasta la palanca que abre la puerta.

Regresa hacia la derecha y al avanzar se caerá el suelo y caerás a la parte inferior. Continúa avanzando hacia la derecha hasta llegar a la gran puerta que ahora está abierta. Así entrarás en la sala de juegos.

Sala de Juegos

Avanza a la derecha por el largo pasillo de la sala de juegos, hasta que el camino se corte. Al volver atrás aparecerán varios enemigos (en una zona con varias estatuas) y debes derrotarlos para poder continuar tu camino.

Al derrotarlos, se moverá una baldosa y se abre un camino que sale hacia abajo. Continúa por allí abajo. Nada más bajar verás unos pasillos que se mueven horizontalmente. Primero ve hacia la derecha saltando desde la plataforma a la cuerda que está arriba.

Continuando por el único camino posible vas a encontrar un pergamino. Déjate caer por la pared donde puedes agarrarte y llegarás a él.

Después tendrás que regresar por el mismo camino hasta el pasillo que se mueve horizontalmente y ahora ve hacia el lado izquierdo usando los puntos de rápel del techo con tu cadena.

En el lado izquierdo vas a ver entre los engranajes una ficha del bestiario.

Espera a que los escapes de vapor dejen de salir para poder ponerte bajo él y espera a poder saltar para cogerlo.

Ahora ve hasta abajo y tendrás la salida a la izquierda, sin embargo, estará cerrada. Para abrirla necesitas mover una palanca que está situada en el extremo derecho, ve saltando entre las plataformas hasta alcanzarla (los saltos están muy justos y tendrás que usar el doble salto para llegar al final sin caerte).

Una vez que la hayas movido la puerta solo permanecerá abierta unos segundos, así que no pierdas tiempo y regresa a la izquierda para poder salir. En el camino de vuelta las plataformas que antes usabas para llegar aquí, ahora se mueven. No te preocupes porque es todavía más fácil que antes avanzar sin caerte. Una vez que pases por la puerta estarás en la Sala del guardia.

Sala del Guardia y Celdas

Nada más entrar en la sala del guardia, solo podrás ir hacia abajo, y según bajes, sigue a la izquierda. Sube por el pasillo vertical que verás enseguida (usando un punto de rápel) para llegar hasta un cofre que contiene un aumento de la cantidad máxima de magia. Al abrirlo aparecerán unos enemigos que debes destruir.

Al derrotarlos, baja por donde has subido y ahora sigue a la izquierda dejándote caer por allí. Abajo encontrarás nuevos enemigos que tendrás que derrotar. Ve a la izquierda y pulsa la palanca que encuentras al final del camino. Al moverla se abre una puerta y llegarán hasta ti un grupo de jorobados y una gran armadura poseída. Tienes que derrotarlos a todos antes de poder continuar tu camino.

Después continúa a la derecha y justo antes de salir por la puerta de salida verás una ficha de bestiario en el techo. Salta para cogerla y después entra en la zona de las celdas.

Celdas

Sube a la vagoneta que ves delante, tendrás que moverlo girando el botón deslizante. Tienes que tener cuidado de avanzar cuando el fuego no esté presente. El momento más complicado es cuando debes pasar de una vagoneta a otra. Salta hacia el medio de las dos cabezas que lanzan fuego y después usa el segundo salto en el aire para llegar a la segunda vagoneta.

En el otro extremo están las celdas. Te recibirán un par de enemigos nada más llegar y tendrás que derrotarlos. Después ve hasta la derecha y allí podrás subir para encontrar en el lado izquierdo el pedestal donde te entregan la Bomba eléctrica. Con ella podrás electrocutar a los enemigos.

Nada más hacerte con ella aparecen más enemigos, es un buen momento para probar el poder de tu nueva arma. Lánzala para ver como los enemigos quedan atrapados en la descarga eléctrica.

Después, salta para subir a la parte derecha, ya que allí se ha abierto una puerta y podrás avanzar. En el techo tienes un punto de rápel y en la parte izquierda una puerta cerrada. De momento no puedes abrirla, así que no es necesario que subas allí arriba (pero recuerda donde está o anótalo en tu mapa). A continuación, sigue por el camino que está detrás de la puerta abierta y podrás coger un ascensor para viajar de piso.

Mientras bajas, podrás ver en el lado derecho un pergamino, pero no puedes alcanzarlo ahora mismo. Sigue bajando y al pararte, sal del ascensor y sube sobre él. Así podrás saltar arriba por el huevo del ascensor y coger el pergamino que has visto al bajar.

Regresa abajo y ahora ve a la izquierda, allí encuentras una fuente de vida y otro ascensor un poco más a la izquierda. Todavía más a la izquierda ves otro pergamino, pero también está detrás de una pared que no puedes atravesar, y no podrás cogerlo desde aquí.

Regresa al ascensor que acabas de pasar y baja otro piso más. Una vez abajo ve al extremo izquierdo pasando por delante de un segundo ascensor (por abajo, por arriba el camino está cortado), aquí verás un cofre detrás de una puerta cerrada. Para abrirla necesitas la magia oscura, así que de momento no puedes cogerlo.

Sin embargo, sí puedes saltar sobre la celda donde se encuentra el cofre y seguir subiendo por allí arriba (por encima de una caja que puedes mover). Así llegarás hasta uno de los pergaminos que habías visto anteriormente pero que no podías coger.

Ahora regresa abajo, donde estaba el cofre cerrado y ve a la derecha (sin usar ninguno de los ascensores). Allí puedes subir (por abajo el camino también está cerrado) y encontrar una caja de metal y una reja en el suelo. Empuja la caja a la derecha para poder mover una palanca que hay detrás de ella. Al hacerlo se abrirá la reja del suelo y podrás bajar.

Una vez abajo, sigue el camino a la derecha usando tu cadena para bajar por la pared agarrado a un punto de rápel. Primero puedes saltar al lado derecho para encontrar un cofre. Ábrelo para encontrar un aumento de la cantidad máxima de vida. Después vuelve a engancharte con la cadena y ahora baja hasta que aparezca el botón B en la pantalla, en ese momento podrás romper la pared izquierda y continuar avanzando por allí.

Sigue a la izquierda y déjate caer, allí verás un ascensor. En el lado derecho, justo debajo de donde acabas de caer, hay una puerta cerrada con magia luminosa, úsala para abrirla y coger el pergamino que hay detrás.

Ahora ve a la izquierda, pasa por delante del ascensor y verás otro pergamino tras la pared. Salta para colarte por el hueco del ascensor y podrás coger el pergamino y encontrar una puerta sellada a la derecha que de momento no puedes abrir. Solo podrás hacer esto si no has usado el ascensor que hay más arriba. Si no has ido siguiendo esta guía y lo has hecho, vuelve a subir en él y déjalo arriba. Después baja por el lado derecho.

Regresa al ascensor que acabas de pasar y baja al piso de abajo (el último de todos). Aquí puedes encontrar una zona de agua a la izquierda (por donde no debes ir) y un camino a la derecha que te conduce a la siguiente zona, la prisión vertical.

Prisión Vertical

Nada más entrar en la prisión vertical, podrás usar el raíl eléctrico que hay sobre ti. Si continúas sobre él hasta el final llegas a una puerta cerrada, así que debes encontrar primero la palanca que la abre. Aquí arriba también tienes una fuente de vida.

La palanca está en una pequeña sala a la que llegas buceando. Tendrás que tirarte a la parte inferior (que está llena de agua) y bucear hasta dar con esa pequeña sala. El oxígeno se te irá gastando rápidamente al estar bajo el agua, así que tendrás que pararte delante de los lugares donde sale aire (los verás porque se forman burbujas) para poder respirar sin tener que salir a la superficie.

En el agua hay diferentes caminos, pero no hay muchas cosas importantes en ellos. Si bajas pegado a la pared izquierda hasta el fondo, puedes encontrar un pergamino.

También puedes encontrar una ficha del bestiario aquí abajo, aunque tendrás que dar más vueltas. Lo mejor es que localices primero la salida ya que se encuentra cerca de esta (después, es bajar e ir a la izquierda para encontrarlo).

Para llegar a un cofre con un aumento de la cantidad máxima de magia, bucea pegado al extremo derecho de la sala y sigue por el primer pasillo que encuentras a la derecha.

Para encontrar la salida, debes bucear hasta el extremo derecho del fondo acuático.

Allí parece el camino cortado, sin embargo, hay un pequeño hueco por donde puedes salir del agua.

Una vez que hayas usado la palanca se abrirá una trampilla en esa misma sala por donde puedes salir.

Sube y ve a la izquierda para encontrar una fuente de magia primero, y justo después la palanca que abre la puerta que comunica esta zona con la de los raíles magnéticos (justo encima del agua).

Rellena tu vida si es necesario y vuelve a la derecha, ahora hasta el final del camino (agachándote para poder pasar) y vas a encontrar una puerta cerrada con 4 símbolos en donde usar tu magia (aunque necesitas los dos tipos de magia y de momento solo tienes uno). Antes de estos símbolos hay un esqueleto con un aura roja (diferente a la de los caballeros con pergamino que es morada). Si examinas el cuerpo muerto conseguirás una pista sobre lo que hacer aquí, encontrar a otros caballeros muertos como este y conseguir la magia que te falta.

Ahora regresa atrás y sube por la pared usando tu cadena en el punto de rápel. Desde ahí podrás agarrarte a otros salientes de la pared y saltar hacia la jaula que cuelga del techo. En la pared derecha hay un pasillo que te lleva a una puerta cerrada, detrás se ve un cofre, pero no puedes cogerlo de momento.

Sigue escalando por las jaulas colgantes, en la segunda encuentras otro pergamino (este es de los normales).

Sigue a la izquierda y desde la tercera jaula podrás saltar a la pared. Sigue el camino que hay por abajo antes de seguir subiendo.

Aquí encuentras una puerta cerrada con magia. Usa la que ya posees para abrirla y poder pasar.

Después continúa el camino que se ha abierto hasta que llegues a otro esqueleto con el aura roja. Verás un símbolo de color que es parte de la clave para abrir la puerta de abajo. Todavía necesitas encontrar los otros tres para obtener la clave completa.

Regresa abajo, vuelve a engancharte a la pared y ahora sigue el camino hacia arriba con cuidado de los escapes de gas por la pared. Arriba, vas a encontrar un raíl magnético que debes usar para llegar al extremo derecho.

Allí encuentras al segundo caballero que buscas, te dará la siguiente pista para completar la clave.

Detrás de él hay una puerta que no puede abrirse de momento, pero puedes continuar por arriba saltando de una pared a otra con la habilidad que tiene Trevor para agarrarse a ciertas paredes.

Una vez arriba sigue a la izquierda y verás puntos de rápel en el techo, salta hacia ellos y usa tu cadena para cruzar al extremo izquierdo. Así llegas a otro caballero, pero en esta ocasión está detrás de una puerta que se abre con la magia oscura. Recuerda su localización y regresa unos pasos atrás para poder continuar escalando.

Continúa subiendo por la pared y arriba, salta a la cuerda para continuar hacia la derecha agarrado a ella. Ten cuidado con las cabezas que disparan fuego. A mitad de camino puedes posarte en una plataforma donde hay otro cuerpo sin vida. En esta ocasión no conseguirás una pista más sino el medallón que te proporciona la magia oscura.

Sigue avanzando hacia la derecha por la cuerda hasta llegar a la parte derecha, allí encuentras el siguiente caballero que te da la siguiente pista.

Ahora regresa por la misma cuerda por la que has llegado aquí para volver a la puerta que se abría con la magia oscura.

Aquí encuentras al último caballero que te dará el último color. La clave, corresponde a la magia que debes usar en los interruptores de abajo. Sin embargo, no solo debes colocarlos en ese orden (rojo, azul, rojo, azul), sino que además, deberás encenderlos en el orden en el que van apareciendo cuando te muestran la clave (cada vez que mires a un caballero muerto).

Antes de llegar a la puerta de salida, tendrás que bajar por donde has subido (si te dejas caer hasta abajo, morirás y volverás arriba). Además, al llegar abajo aparecen nuevos enemigos y te sellan la salida, así que tendrás que derrotarlos antes de poder introducir el código de colores.

Una vez derrotados puedes rellenar tanto tu vida como tu magia si vas hacia la izquierda. A continuación, ve a la derecha para introducir el código que abra la puerta. Recuerda que no solo debes colocar los colores en su sitio sino que debes encenderlos en el orden en que aparecen cuando te los muestran. Tendrás que poner primero la magia del tercer lugar (rojo), después la del segundo (azul), a continuación el primero (rojo) y por último el cuarto (azul). Si lo haces bien la puerta de salida se abrirá. Pasa por la puerta para entrar en las minas abandonadas.

Mina Abandonada

Nada más entrar encontrarás un caballero muerto con un pergamino.

Justo a continuación verás una zona de agua, no tendrás más remedio que lanzarte y bucear. Ve hacia abajo pegado a la derecha y entra en el primer pasillo que hay. Si ahora sigues pegado abajo, esquivando los gases, encontrarás una ficha del bestiario.

Después sigue el camino hacia el noreste, allí encuentras la salida hacia la superficie.

Al salir puedes ir a la izquierda, pero encontrarás el camino cortado por una puerta cerrada (detrás hay un cofre pero deberás volver más adelante). Sigue hacia la derecha y aparecerán varios enemigos, derrótalos para poder continuar. En cuanto lo hagas sigue a la derecha y verás una gran zona con lava que no puedes atravesar de ningún modo. Además, verás al otro lado una puerta.

De momento no puedes llegar hasta ella, así que debes subir por el lado en el que te encuentras. Salta para poder engancharte arriba y continuar subiendo.

Si ahora saltas al lado derecho puedes alcanzar una plataforma donde hay un pergamino.

Después regresa a la izquierda y continúa en esa dirección. Podrás subir en una vagoneta y moverla para ir hacia la izquierda (ten cuidado con el fuego, ya que las cabezas disparan ahora las bolas muy seguidas). Llegarás a una zona con un puente de madera roto. Al avanzar al lado izquierdo verás un raíl magnético, pero se encuentra desactivado (más adelante lo activarás y usarás). En este momento te atacarán varias gárgolas que tendrás que derrotar antes de continuar. Después da unos pasos atrás y continua por arriba, saltando a unas escaleras de madera que hay más arriba del puente.

Arriba a la derecha encuentras una puerta cerrada, pero puedes continuar subiendo si saltas a la izquierda.

De nuevo el camino está cortado, pero también podrás seguir subiendo si saltas a la derecha. Allí arriba encuentras una fuente de magia.

Por aquí no puedes caerte, simplemente tienes que avanzar a la derecha hasta llegar a una palanca. Muévela para abrir la puerta que hay justo al lado y poder pasar. Sin embargo, es una palanca en la que tienes que presionar varias veces el botón B para abrirla completamente. Y mientras lo haces verás que te espera un gran enemigo detrás de ella. No te dejes intimidar, termina de abrirla y enfréntate a él. Es un enemigo que ya conoces y al que ya has derrotado, sin embargo, ahora el combate será más complicado porque aparecen varios enemigos al fondo lanzándote proyectiles de fuego.

Usa la táctica de golpear y salir corriendo para evitar sus ataques. A los enemigos del fondo no puedes derrotarlos, así que no pares de moverte para evitar sus ataques.

Recuerda que después de los primeros ataques, el enemigo te atacará corriendo hacia ti (esquívalo saltando dos veces por encima de él) o lanzándose en plancha hacia ti (rueda por debajo de él para esquivarlo).

Aprovecha para atacarle por la espalda, si al correr hacia ti o saltar, falla el golpe. Cuando consigas quitarle toda su energía, usa el botón R para agarrarle y saltar sobre él. Tendrás que presionar el botón Y en el momento justo para acabar con él.

Ahora tendrás que mover de nuevo la palanca y podrás pasar la puerta. Nada más hacerlo podrás colocar tu cruz de combate en el lugar indicado para mejorarla. Ahora podrás abrir las puertas cerradas que te has ido encontrando por el castillo, Pruébalo con la que tienes aquí a la derecha. Primero presiona R para sujetarla, a continuación Y para tirar y por último X para derrumbarla.

Justo detrás vas a encontrar una pared por donde puedes subir rebotando, y así alcanzarás un ascensor que te lleva a la torre del reloj.

Torre del Reloj

Al llegar a la torre del reloj, puedes rellenar tu energía en una fuente de vida a tu derecha. Después ve a la izquierda y tira del bloque que expulsa aire.

Usa la corriente de aire para subir y continúa a la izquierda colgado de los puntos de rápel. Debes soltarte del punto de rápel en el momento justo para que no te dañen los gases que salen del techo.
Después debes esperar a que la vagoneta que se mueve por encima de ti, te sirva de paraguas contra los gases. Camina bajo ella para poder pasar al lado izquierdo. Allí hay otro ascensor para subir.

Una vez arriba puedes mover otro bloque que expulsa aire, pero de momento no lo uses. Sigue a la derecha y pasa entre los surtidores de gas hasta llegar al lado derecho. Allí empuja el bloque que tapa el rayo rojo para dejar a la vista una palanca. Muévela y regresa al lado izquierdo.

Ahora las plataformas de arriba están en marcha y puedes usar la corriente de aire para subir y engancharte a ellas. Quédate colgando de una para ir a la derecha sin ser dañado por los rayos de arriba.

Al llegar a la derecha tendrás que soltarte y saltar por las plataformas que entran y salen de las paredes.

Después vuelve a engancharte en las plataformas que van a la izquierda, pero en vez de quedarte enganchado a ellas, tendrás que subir encima ya que ahora los rayos están debajo.

Cuando se termine el camino tendrás que saltar a las plataformas de la izquierda e ir saltando de una en otra en dirección hacia arriba.
No es complicado gracias a tu doble salto, con el primero saltas hacia fuera para no chocarte con la plataforma de encima y con el segundo te colocas sobre esa plataforma que has evitado en el primer salto. Si lo haces rápido irás escalando hasta llegar arriba.

Una vez arriba salta a la derecha y usa el punto de rápel que hay allí para poder balancearte a la derecha y esquivar el rayo que aparece (ten cuidado porque si no te enganchas morirás en la caída).

Ahora debes continuar por arriba, sin embargo, si vas primero por abajo (donde se ve un suelo amarillo) puedes llegar hasta un pergamino. Salta a la cuerda para bajar deslizándote por ella y llegarás a él.

Sube y continúa el camino hacia la derecha cubriéndote bajo las plataformas para esconderte del gas. Así llegas a un ascensor.

Una vez arriba tienes que volver a saltar a las plataformas que se mueven a la izquierda (de color verde) y antes de llegar a un rayo rojo, saltar a las plataformas de color amarillo que se ven más arriba.

Cuando pases por arriba podrás usar el raíl magnético para poder seguir a la izquierda. Antes de continuar este camino, puedes mantenerte en la noria de plataformas amarillas para localizar en el lado derecho un pergamino (para que no te den los gases, debes avanzar quedándote colgado de las plataformas).

Regresa a la noria y ahora usa el raíl magnético y después salta a las plataformas que van subiendo. Ahora tendrás que dejarte caer de una a otra hasta llegar a la salida que se encuentra en el lado inferior izquierdo. Salta cuando el surtidor no esté expulsando gas.

Ahora tira de una caja y mueve la palanca que hay detrás. Así quitarás el rayo que hay arriba. Sube por la pared con cuidado del resto de rayos (los azules no se quitan, pero desaparecen en intervalos fijos).

Una vez arriba sigue a la derecha para encontrar un pergamino en el pasillo. Al leer el pergamino te darán unas indicaciones para mover unas plataformas arriba.

Rompe la puerta que hay más a la derecha y encontrarás dos huecos en donde colocar tu magia. Si usas la magia de luz en los dos sitios, aparecerá una plataforma en el centro que te permitirá alcanzar un cofre a la izquierda.

Si usas la de luz en la izquierda y la oscuridad a la derecha, formarás el camino para poder subir.

Sube de plataforma en plataforma y conseguirás en el extremo derecho las botas de velocidad.

Ahora prueba las botas presionando dos veces seguidas el botón deslizante a la izquierda, comenzarás a correr y justo al llegar al borde salta para atravesar toda la sala de un gran salto. En el otro lado tienes una fuente de vida y puedes continuar a la izquierda. Así entrarás en el campanario.

Campanario / Vuelta a la Mina

Ve a la izquierda y aparecerá una armadura poseída, además aparece acompañado de una gárgola. Derrótalos para abrir el camino.

Sigue a la izquierda y verás un ascensor, pero puedes continuar a la izquierda. En el extremo izquierdo, ya fuera de la torre, puedes encontrar un pergamino.

Al intentar regresar se vuelve a cortar el camino, en esta ocasión, son dos los enemigos que hacen aparición. Tendrás que derrotar a las dos armaduras para poder seguir. Salta por encima de una para dejarlas en el mismo lado y usas bombas eléctricas para dañarlas al mismo tiempo.

Al completarlas regresa a la derecha y usa el ascensor para subir hasta la campana. Nada más llegar allí arriba, verás como unos pequeños jorobados cortan la cadena que sujeta a la campana haciéndola caer. Trevor la esquivará en un primer momento, pero comenzará a rodar torre abajo y tendrás que correr para escapar de ella y no terminar aplastado.

No podrás pararte y es cuestión de reflejos el poder completarla satisfactoriamente. Solo debes tener en cuenta los puntos más conflictivos.

Estos puntos son dos; cuando tienes que usar los puntos de rápel para quedarte colgado y cuando llegas al raíl magnético, que debes quedarte parado hasta que los engranajes que te impiden avanzar caigan. Para ello debes esperar a que la campana se acerque a ti.

Cuando llegues al final del recorrido verás un punto de rápel y debes usar tu cruz para agarrarlo. Realmente no verás que te agarras, pero si no lo haces, en la siguiente animación caerás al vacío en vez de quedarte colgado.

Una vez que la campana esté en el fondo, acabarás cayendo y conseguirás la llave con forma de cuadrado que necesitas para abrir la puerta cerrada que viste anteriormente tras un lago de lava. Cuando despiertes estarás en la mina abandonada de nuevo.

Mina abandonada

Ve a la izquierda y encontrarás un pergamino. Después ve a la derecha hasta un ascensor y baja. Allí hay una fuente de vida y más a la derecha una palanca que hace bajar un montacargas. Monta en él y ve hacia abajo. Allí podrás ver al fondo, mientras caminas a la izquierda, a un grupo de extraños mujeres, son las brujas.

Sigue a la izquierda y encuentras otro montacargas para subir. Si subes hasta arriba del todo (saltando por las paredes de arriba), llegas a otro pergamino.

Después regresa al montacargas y ahora sigue el camino que salía hacia la izquierda. Tendrás que seguir bajando mientras esquivas los surtidores de gas que hay. Abajo del todo tienes una puerta a la derecha que puedes romper con la última habilidad de tu cruz de combate.

Nada más romperla te atacará un enemigo, derrótalo y continúa avanzando. Ahora podrás usar un raíl magnético para cruzar al lado derecho y encontrarás una cabina de teletransportación. Con ella podrás volver a la Sala de juegos y recoger objetos que te dejaras anteriormente. Mueve la palanca que hay nada más llegar a la sala de juegos y así tendrás el camino comunicado con el inicio de la sala de juegos (y la entrada del castillo).

Si subes saltando por las paredes y después usas las botas de velocidad para cruzar saltando al extremo izquierdo de la sala, conseguirás llegar a un cofre con un aumento de la cantidad de magia.

Regresa a la cabina y vuelve a la mina abandonada para continuar avanzando en tu aventura. Déjate caer a la derecha una vez que ya estés en la mina y mueve la palanca para abrir la puerta y activar el raíl magnético que hay al lado.

Después usa el raíl para ir a la derecha y llegarás a la zona que ya conoces por haber estado anteriormente. Nada más agarrarte al raíl podrás coger una ficha del bestiario (suéltate para cogerla y vuelve a agarrarte presionando R rápidamente para no caer al vacío).

Al bajarte del raíl tendrás que derrotar a una gárgola y después podrás continuar a la derecha. Usa las vagonetas para cruzar al lado derecho con cuidado del fuego y al bajarte de ella, estarás al comienzo de la zona (donde estaba la gran puerta cerrada y el lago de lava). Baja a la parte inferior de la sala. Antes de cruzar al lado derecho puedes ir a la izquierda para usar una fuente de vida. A continuación, corre con tus botas de velocidad hacia la lava y salta antes de caer para atravesarla y alcanzar la puerta de salida.

Al cruzar la puerta, vas a encontrar a las brujas que viste anteriormente realizando un rito satánico. Están en plena invocación de Lord Daemon (gran enemigo que viste inicialmente en el prólogo cuando controlabas al malogrado Gabriel).

Cuando haga aparición, Trevor se enganchará a su cuerpo usando la cadena de su cruz de combate y será arrastrado por él cuando comience a volar.

Batalla contra Lord Daemon

Subirá hasta lo alto del castillo y allí te soltarás e irás corriendo por una repisa. Sin embargo, si no pulsas el botón B en el momento justo no podrás volver a agarrarte a él y perderás la oportunidad de seguir subiendo.

De nuevo estarás agarrado a Lord Daemon, ahora tendrás que ir apretando los botones que te indiquen en el momento justo para no caerte de él. Primero tendrás que mantener el botón R apretado durante unos instantes para mantenerte agarrado y después el botón Y.

Si lo haces bien os posaréis en lo alto de una torre. Allí te atacará, pero la manera de derrotarlo sigue siendo la misma, presionar botones en el momento justo.
No tendrás que enfrentarte libremente contra él. Para empezar tendrás que mover el botón deslizante en círculos, así le golpearás haciéndole caer.

Después se volverá a acercar y tendrás que presionar los botones A e Y justo cuando te indiquen. Así conseguirás cortarle los brazos en un primer momento y agarrarle con tu cadena a continuación. Presiona rápidamente el botón Y para acabar con él definitivamente.

Al acabar con él podrás seguir avanzando, aunque no hayas notado la presencia de una extraña figura observándote desde lo alto, la del juguetero.

Espejo del Destino

Te encuentras de nuevo en el campanario, ve hasta el extremo derecho para encontrar una nueva ficha del bestiario, el juguetero.

Después regresa hacia la derecha y usa el ascensor para subir de piso. Allí encuentras otro gran agujero a la derecha donde debes usar tus botas de velocidad para atravesarlo.

Después encontrarás una fuente de visa, un teletransportador para volver a las celdas y una fuente de magia. Puedes aprovechar, si quieres, para ir a buscar objetos que te falten en zonas anteriores. Justo antes de llegar al teletransporte, tienes en la parte alta del pasillo una ficha del bestiario. Usa el doble salto para alcanzarla.

Cuando te decidas a completar el juego, continúa a la derecha y llegarás a unas largas escaleras. Así entrarás en el espejo del destino, al enfrentamiento final contra Drácula.

Espejo del destino

Después de una pequeña charla con Drácula comenzará el combate.

Drácula tiene el mismo poder de la magia que tú. Durante el combate irá cambiando de magia luminosa a magia oscura. Tú debes tener la magia contraria a la que él usa para poder dañarle. Comenzará con la magia de color azul, y con ella porta una espada. No solo te puede atacar con ella, sino que lanzará rayos con ella que puedes esquivar saltando o rodando por debajo según su altura.

Utiliza cualquier técnica que hayas aprendido y te resulte fácil ejecutar, siempre que tengas la magia correcta seleccionada le quitarás energía.

Cuando cambie de magia (aproximadamente cuando le hayas quitado un cuarto de energía) te atacará creando explosiones en el suelo. Saldrá un rayo del suelo (en el punto en el que te encuentres) que subirá hasta el techo. La única manera de esquivarlo es correr sin parar hasta que deje de hacerlo. El principal problema con este ataque, es que si te da uno de ellos, es muy probable que no te dé tiempo a escapar de los siguientes.

También saltará para caer con fuerza y crear una onda expansiva que te dañará si te encuentras en el suelo en ese momento. Salta para protegerte de ella y aprovecha en el salto para atacar, así puedes golpearle nada más caer al suelo y dañarle sin que pueda cubrirse (recuerda siempre tener la magia distinta a la suya cuando ataques).

Cuando vuelva a cambiar de magia, Trevor aprovechará para intentar atacarle pero Drácula se cubrirá soltando una fuerte descarga mágica que le hará retroceder.

A partir de ahora usará esa descarga en varias ocasiones, para que no te afecte debes tener la magia del mismo color que la descarga.

Debes seguir haciendo lo mismo hasta lograr acabar con toda su energía. Ten en cuenta que puedes rellenar tu energía parcialmente si le dañas cuando tienes la magia azul. Si te resulta muy complicado, intenta no quedarte a su lado y atacar siempre desde el aire. Cuando consigas quitarle su energía, los dos personajes saltaréis fuera del castillo y tendrás que pulsar unos botones determinados para terminar el combate.

Si fallas en alguno volverás al comienzo de la secuencia. Primero tienes que cubrirte con el botón L, después atacar con Y, y le harás caer a la torre de nuevo.

Mientras cae se defenderá lanzándote bolas de fuego que puedes esquivar moviéndote por la pantalla con el botón deslizante.

Si consigues aguantar unos segundos así, verás como Drácula queda brillante y puedes agarrarle presionando el botón R.

Así terminará el combate y verás la escena final donde descubrirás el trágico final que el destino ha preparado para Trevor. Gabriel, por fin, descubrirá que tiene un hijo, y verás cómo se produce el nacimiento de Alucard.

Ahora podrás elegir cualquier capítulo para completarlo al 100% (consiguiendo todos los pergaminos y fichas de bestiario). Si lo consigues desbloquearás la última escena “Caminos separados”. Además, podrás ver los títulos de crédito siempre que quieras (dentro del apartado “Extras”) y podrás empezar otra partida con el nivel de dificultad “Extrema”. La ficha de bestiario Alma perdida, queda desbloqueada desde ahora automáticamente.

~Fin~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *